miércoles, 18 de octubre de 2017

Estando en el Hogar




Una vez, un alma despierta y consciente sintió su interior y se reunió con sus hermanos de la Luz. Con ellos sintió y mantuvo una comunicación sobre los momentos que vivía:
-         Mi Amor es Uno con el vuestro – dijo.
-         Y el nuestro Uno con el tuyo – le respondieron.
-         Me quedaría todo el tiempo en este estado, aquí con vosotros.
-         Puedes hacerlo, sintiéndote e irradiando tu esencia a todos aquellos que te rodean.
-        
-         Nosotros estamos contigo en todo momento. El Hogar está en ti. Al sentirte sentirás nuestras presencias y la esencia de la cual provienes. Estás sintiendo de allí donde procedes y naciste al sentir aquel quien eres. Tu proceso te ha llevado a Casa, retornando al Hogar del cual procedes. 
-         ¿De qué manera puedo aplicar lo que ahora siento aquí en el mundo donde estoy, en esta vida?
-         Con tu presencia. No es necesario que hagas grandes cosas porque tu presencia por sí misma ya transmutará todo aquello que no sintonice con el Hogar. ¡Sé tú! Siente quien eres y tu vibración llegará a todos aquellos que la necesiten. Tu presencia liberará a las almas que lo necesiten y estén preparadas. Sencillamente sé tú. No quieras hacer nada en especial, porque aquello que hace que la oscuridad desaparezca es tu presencia. No es necesario que quieras ir a lugares para que así sea, debido que aquel quien eres ya te está llevando allí donde necesitas estar según lo que has venido a hacer. Déjate llevar porque el contrato de aprendizaje que acordaste sea llevado a término con todo su resplandor. Nosotros estaremos contigo, seremos parte de ti, y tú, parte de nosotros. No habrá diferencia entre tú y nosotros. La esencia del Hogar se irá instaurando en este mundo en proceso de Ascensión.
-         Así, ¿no debo de hacer nada y solo sentir y abrirme para recibir todo lo que se me ofrezca, porque ya me encuentro en el lugar adecuado?
-         Tu alma divina te está llevando y ya sabe lo qué hacer. Escucha a tu corazón porque aquello que necesites hacer lo sentirás a través de él.
-        
-         No quieras correr y que las cosas sean según quieres por necesidad, porque aquello que emana del corazón no tiene ninguna necesidad ni prisa, porque la esencia de donde procedes solo existe el presente. No hay previstos, ni controles ni organización, porque cada uno ya sabe lo qué hacer y todo se sincroniza cuando alguien del Hogar encarnado ya está a punto para dar el siguiente paso. Todos colaboramos para que así sea, por lo tanto, no quieras acelerar el proceso porque tu esencia ya sabe cuándo es el momento para ti o para aquellos que ya estén preparados o dispuestos a dar nuevos pasos según la Gran Voluntad Divina.
-        
-         A medida que vayas sintiendo tu Divinidad, tu esencia, irás viendo como tu existencia actual irá avanzando por la Luz de tu realización y plena manifestación en este mundo donde ahora estás.
-         ¿Hay alguna manera que pueda transmitir todo esto que siento y se me hace saber?
-         Sé tú y siente tu esencia. Deja que tu esencia Divina te guíe y te lleve en todo momento allí donde debes de estar. Deja que aquel quien eres se manifieste a través de ti de una manera libre y plena. Será así, como la Tierra sabrá del Cielo.  
-         Que el Amor sea en todos vosotros – dijo.
-         Siempre hemos estado y estaremos contigo, y todos aquellos que se abran de corazón sabrán de nosotros y de ti.
-         Gracias hermanos. Que Dios os bendiga – acabó diciendo.
-         El Amor es en ti – expresaron ellos para finalizar el encuentro.

miércoles, 11 de octubre de 2017

miércoles, 4 de octubre de 2017

Procedente del Hogar




       No hay perdedores en vuestra dimensión. No hay iluminados, como algunos nombráis en vuestras vidas actuales. Los estados de bienestar y abundancia no proceden de un azar aleatorio. Todos sois alimentados según necesitáis. Todos bebéis de la Fuente que emana de la Voluntad Superior a vuestro raciocinio. Cada uno de vosotros está recibiendo la abundancia para vuestra alma. Cuando ésta ha sido consciente por el ser que la contiene, entonces, la visión de vuestras vidas cambia y la percepción que teníais se transmuta en agradecimiento y valoración de lo mucho que tenéis. Así que, no hay pobres o ricos, ni clases sociales, ni categorías de mundos. Todo esto pertenece a vuestra dualidad y raciocinio. Todo lo que existe es el mayor bien para todos aunque no siempre vuestra condición humana lo comprende. Es abundancia para vuestro ser y planeta.
La evolución producida hasta el presente debido a la abundancia existente hasta ahora, os ha llevado a los momentos actuales, álgidos para la Gran Transmutación Planetaria y Universal. El hecho de vivir lo que habéis vivido ha sido una bendición para vosotros, pues recibir lo mejor para vuestro proceso os acerca a aquel quienes sois. Solo así habéis podido acercaros a vuestra verdadera esencia, percibiendo la naturaleza innata en vosotros, Una con la Emanación Divina Universal, el AMOR.
Cuando la ceguera se convierte en Luz, entonces el corazón coge el timón de vuestro ser para llevaros más allá de vuestra dimensión.
Cuando la consciencia aparece, entendéis el sentido de vuestra existencia. Todo es fruto de vuestro proceso tridimensional para un mayor bien del firmamento. Vosotros sois parte fundamental de la elevación y la instauración divina a lo largo de todo lo existente más allá, incluso, de las estrellas. Por lo tanto, aquello que hacéis y donde os encontráis no es más que el siguiente escalón para elevar vuestra alma y recuperar la parte de vosotros perdida al experimentar con la materia.
Nada ha sido al azar en vuestro camino actual. Todo ha sido pactado junto con vosotros, para poder llegar a realizar aquello por lo cual decidisteis encarnaros.
Nosotros estamos con cada uno de vosotros. Nunca habéis estado solos. En ningún momento habéis sido “dejados de la mano de Dios”. Sois parte de esta energía superior que abarca hasta lo infinito, y más allá de vuestras percepciones.
Solo el Amor permite tal respeto hacia vuestra intencionalidad.

Cuando la oportunidad desaparece, emerge el aprendizaje para vuestro siguiente paso.

Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros.


miércoles, 27 de septiembre de 2017

Y la nave va




Y la nave se desliza sobre las plácidas aguas de la Voluntad de Todo lo existencial en este plano donde me encuentro.
La Unicidad con ella hace que todo mi ser se abra para sentirla con toda su majestuosidad. Siento una gran paz, serenidad, calma y más que un pleno convencimiento que mi curso está siendo llevado hacia la creación de mi esencia sentida en mi interior.
En la nave me encuentro acompañado por seres resplandecientes y amorosos hacia mi ser y toda alma que habita este espacio de Ascensión denominado Tierra.
Hay un silencio agradecido junto con una melodía celestial que impregna mi bienestar en cada rincón de mi interior.
No hay palabras, solo comunicaciones desde el nuevo lenguaje para nosotros, pero habitual cuando nos encontramos en el Hogar: el Sentir con toda su información.
Mi ser sabe de lo que le depara la vida, y dando de la mano a aquel quien Yo Soy. Vive cada instante sintiendo la esencia, el sentido de su existencia y la placidez de saber aquel quien soy. No hay más allá, aunque puedo divisar el camino a seguir sintiendo el amor de mi Ahora.
Y la nave se desliza dejándome llevar por quien tiene el timón para llevarme a la realización según lo acordado desde el Hogar, momentos antes de mi encarnación.
Siento una gran alegría, emoción y unos anhelos contenidos para que todo lo recibido a lo largo de estos tiempos llegue a su materialización.
Me dejo llevar, sabiendo de mi vida, lo que es y será para un mayor bien de Todos y el Todo.
No hay nada como dejarse ir sabiendo que nada que no sea amor sucederá. Mi Unicidad con los presentes en esta barca donde ahora estoy es absoluta. No necesitamos hablar para saber de quien a mi lado está. Es tan fuerte la unión entre todos nosotros que es como si fueran parte de mi vida, y por lo tanto, tengo el conocimiento de ellos y su sentido y función para mi ser. Hay representantes del mundo angelical y alguno de los conocidos como maestros ascendidos. Para mí, todos son como hermanos de la misma Fuente, y por lo tanto, es como si fueran yo mismo. No hay diferencia entre ellos y yo. Nuestra esencia es la misma, realizando cada uno su misión en este plano Tierra.
No hay un más allá, sino un presente con todo su resplandor para que podamos sentir la verdadera naturaleza de nuestras presencias y la esencia de nuestro ser procedente de la más alta vibración existente a lo largo de todo el firmamento, con sus diferentes universos y sistemas de vida: el Amor.
Esta es la esencia que todos sentimos en esta nave elegida y puesta en este curso para que mi alma pueda manifestarse plenamente en esta dimensión donde me encuentro con un sentido de evolución para alcanzar la máxima voluntad divina en cada uno dentro del proceso de Ascensión que nos encontramos, para instaurar aquí en este plano terrenal el Cielo, la esencia de la Fuente de la cual todos procedemos y crear un nuevo Hogar aquí en la Tierra. Este es el propósito de la Gran Voluntad Superior. ¿Hasta dónde? Esto depende de nosotros, de cada uno según su recordar y su disposición de entregar su vida y todo su ser a las manos de la Divinidad que es.
Siento que mi vida está cambiando y cada vez con más notoriedad. Miro hacia atrás viendo el trayecto recorrido y puedo alegrarme por todo lo vivido y su sentido para mi proceso de recordar.
Solo existe el Amor. El fondo de cualquier situación nos lleva a conocer la verdad de nuestra vida. La forma solo es el vehículo para que pueda manifestarse según el proceso individual para llegar a despertar lo suficiente y poder decir:
Gracias. Gracias. Gracias.
Yo Soy. Yo Soy. Yo Soy aquel quien Yo Soy manifestándose ahora y aquí.

Y la nave continúa su curso para que mis emociones y sensaciones de servir a la Divinidad puedan expresarse según lo acordado con aquel quien yo soy para llevar a término la misión que acepté voluntariamente y con mucha ilusión. 

Mi Amor está con todos vosotros.

A todos, desde mi corazón, un abrazo.

martes, 26 de septiembre de 2017

Jornadas de "Vivir CON la Nueva Energía"



Los tiempos cambian. Nuestro camino continua. Aprendamos a aceptar el nuevo alimento que se nos concede, para llegar a nuestra plena realización. Todos pertenecemos a un Gran Plan Divino.
Sois seres más allá de lo humano. Vuestra Divinidad pide paso llamando a vuestro Corazón.
Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros. 


miércoles, 20 de septiembre de 2017

La Unicidad con el Hogar



 ¿Cómo poder explicar con las palabras de nuestro vocabulario lo que uno siente cuando es Uno con el Hogar y el Universo? No hay palabras que definan exactamente esta sensación interior. Si tuviera que mencionar alguna sería: “una inmensa Plenitud abrazada con un infinito Amor en su estado más puro e incondicional”.
Ante momentos como éste solo cabe no hacer nada y sentir y sentir, porque lo que emana tu interior te libera de toda humanidad y te eleva hacia lo más alto de la Ascensión de todo proceso.
No hay unas palabras que pudiéramos elegir para definir el estado de absoluta Unicidad con nuestro verdadero Hogar.
A veces el vocabulario expresado puede ser malinterpretado y no ser del todo  fiel  y concreto a lo que representa sentir nuestra verdadera esencia. Mi experiencia de conexión con “ellos”, con la hermandad a la cual todos pertenecemos, serían las comentadas anteriormente. ¿Qué palabras utilizar para representar el Todo? Una palabra, también conocida por gran parte de vosotros, sería: “Dios”, relacionándola con la energía del Amor. ¿Y qué es el Amor? La energía de más alta vibración, pura e incondicional, existente en el firmamento, en el espacio existencial en el cual todo ser y energía habitan según su vibración y proceso.
Esta esencia de plenitud y Amor se encuentran dentro de cada uno. Nuestra alma pide paso, debido que las energías actuales y que vamos recibiendo, en gran parte por nuestro sol, nos permiten liberarnos de toda humanidad para ir conectando con aquel quien en verdad somos, con nuestra Divinidad. Este proceso de evolución que el ser encarnado va adentrándose en él cada vez más, le lleva a liberar todo lo humano en uno mismo para dar paso a la Divinidad de nuestra alma. No debemos buscar nada en nuestro exterior para proseguir con los anhelos de evolución, porque todo lo necesario se encuentra en nuestro interior. La nueva energía nos permite adentrarnos en nosotros mismos e ir más allá de lo racional, donde las emociones, los sentimientos, las sensaciones, sueños y visiones habitan esperando ser reconocidas por nosotros mismos. Una vez lleguemos a este espacio espiritual de nuestro ser, entonces empezaremos a abrir las puertas del verdadero ser que somos. Nuestro verdadero ser espera ser reconocido y manifestado: DIOS. ¿Qué no os acordáis que cuando encarnasteis lo sentisteis y lo aceptaseis para traerlo en este plano Tierra?
Bueno, pues ha llegado la hora de abrir vuestra puerta interior y poner en sus manos vuestro ser y toda vuestra vida para que él sea quien la dirija hacia vuestra plena realización, y poder así, llevar a término aquello que habéis venido a hacer y aprender.
La nueva energía está relacionada con vuestra esencia, con la Divinidad que sois.
¿Qué diríais si os dijese que ya no tenéis porque seguir con vuestro pasado, porque los pilares de los nuevos tiempos os permitirán liberaros de quien fuisteis, de vuestro pasado, de la visión que habéis tenido hasta ahora de la Tierra y todo lo que en ella acontece, pudiendo materializar aquello que vuestro corazón os dicta? Sí, amadas almas, los tiempos de nuestro presente liberará a cada uno de vosotros porque lo exterior en vosotros ya no tendrá ninguna influencia en vuestro día a día. Ahora esto es posible, y no es un sueño, sino unos momentos esperados desde hace ya tiempo por muchos de vosotros. Unos nuevos pilares de la energía instaurándose actualmente en vuestro planeta os harán ir manifestando vuestra alma, vuestra Divinidad que sois. No es un sueño, ni una ilusión, sino una realidad anunciada por seres del Hogar desde hace tiempo, y sobre todo, desde el cambio de milenio. Desde el 2004 hacia aquí el Cielo os ha ido anunciando el proceso que estáis siguiendo y estableceréis en este mundo que os encontráis en proceso de Ascensión.
Sois amados por vuestro verdadero Hogar, y siempre lo habéis sido. Algunos abrieron su corazón, y ahora, en vuestro 2017, sienten su esencia en la más intensa sensación de pureza, fluidez, en su estado normal dentro de la encarnación que vivís.
La Nueva Energía os llevará más allá del esfuerzo y la incapacidad que lo humano os hace sentir. Las limitaciones dejan de existir para ensalzar la pureza del Amor en cada uno de vosotros.
El Cielo se está acercando a la Tierra, y cada vez, son más los seres de la Luz que se aproximan a vuestro mundo para ayudaros a activar vuestro ADN y empezar a ser conscientes del verdadero ser que sois.
Son momentos importantes los que vivís actualmente en este mundo. Todo el Hogar está con vosotros, atentos a los nuevos pasos a realizar, donde cada uno de ellos regará la nueva tierra para que las almas puedan unirse y crear un nuevo Hogar, donde el Cielo se instaure en la Tierra, dentro de esta dimensión encarnada.
Amadas almas, los despertares irán a más. Vuestros seres irán recordando vuestra procedencia y vuestro sentido en estas encarnaciones que voluntariamente accedisteis vivir.
Estamos todos contentos por el proceso que estáis siguiendo. Pronto habrá nuevos seres que se presentarán al mundo que han estado años siendo instruidos en la discreción porque así la Gran Voluntad lo manifestó.  
Una nueva visión de vuestra existencia en este plano Tierra se os irá presentando, entendiendo entonces, el por qué de vuestra presencia y el verdadero potencial que cada uno de vosotros contiene en sus semillas interiores para ser regadas y poder mostrar los frutos de vuestra procedencia, de vuestro Hogar y del Sentido de vuestra existencia en esta encarnación.
La Nueva Energía no tiene cabida para los aprendizajes de vuestro pasado ni las herramientas empleadas hasta hace poco, siendo muchos los que todavía las utilizáis. Ya no tienen cabida en estos tiempos de Ascensión planetaria y universal.
Con el tiempo iréis viendo como todo aquello procedente de un pasado irá desapareciendo o no teniendo una continuidad en vuestro quehacer. Vuestro proceso así lo exige, donde el alimento eterno que saciará vuestra sed y hambre existencial empezará a brotar desde vuestro corazón, teniéndolo que ir escuchando cada vez más, aplicando sus susurros sin temor, ni dudas, ni sensaciones de limitación. ¡Vosotros podéis ensalzar vuestro ser y realizaros en esta vida que vivís!

La humanidad necesitar transcender sus creencias, sus actitudes y sus actos basados en lo aprendido hasta ahora. La humanidad tiene los días contados porque aquel quien sois, la Divinidad que cada uno de vosotros sois está llamando a la puerta de vuestra vida actual para ser manifestada. Cuando la aceptéis y le permitáis su manifestación a través de vosotros, entonces, vuestra vida se iluminará y el Amor os guiará, acompañados por vuestros hermanos del Hogar del cual todos procedemos, viendo como vuestra visión de la vida irá cambiando, sintiéndoos más en paz con vosotros mismos y liberando las oscuridades de vuestro pasado en vosotros. Entonces sentiréis la Libertad en vuestro interior.
Solo sentiréis el Amor y una gran Plenitud en vuestro interior, fluyendo hacia vuestro presente constante para poder saborear las bendiciones y el aprendizaje que cada uno deba de realizar y obtener. Sabréis de su sentido en vuestra vida y podréis abrir la puerta del Dios que sois para ayudar a resplandecer y amar este planeta en medio de uno de tantos universos existentes.
Vosotros sois parte del universo con todo su resplandor.
¿Entiendes ahora porque sin ti este mundo no tendría sentido? En tu interior encontrarás los nuevos pilares del Hogar, esperando ser aceptados por tu ser,  para ser activados y manifestados a través de ti.

Mi Amor está en cada uno de vosotros.
Él os abraza y os acompaña.                                                                               
Así es.