jueves, 31 de diciembre de 2015

Alzheimer



Los diagnósticos físicos son consecuencia del tratamiento superficial de los síntomas aparecidos en un ser humano. Cualquier deducción basada en la materia nos hace quedar a las puertas del verdadero sentido y causa de lo vivido.
Más allá de la forma y sus consecuencias, éstas están fundamentadas por unos principios emocionales que nos llevan a un bloqueo y unas consecuencias no queridas por parte de quien las padece.
Deducir que el alzheimer, entre otros aspectos, es fruto de un desgaste y pérdida de la memoria, de los recuerdos de la vida de uno, o como mínimo, de ciertos recuerdos, es banalizar la situación, digamos, de quien lo vive.
Teniendo presente que toda manifestación física es el resultado de una manera de ser y de sentir en relación a ciertos, o todos los aspectos de la vida, nos lleva a valorar la importancia de los sentimientos y sensaciones que habitan el interior de un ser humano. La comprensión de este interior nos llevará a una visión mucha más amplia de los síntomas etiquetados como alzheimer.

Hay unos puntos en común, unas semblanzas entre todos los que padecen esta sintomatología: parte de su pasado.
Cuando alguien llega a un punto donde el declive racional empieza a ser muy notable y acelerado, no es porque sí, teniendo presente que no todos los pacientes siguen el mismo ritmo ni el mismo proceso, manifestando los mismos síntomas, aunque muchos sí que coinciden. Cada uno es diferente, según su pasado. La aceleración de vivir en un mundo irreal no es la misma para todos. Su entorno es importante, según reaccione a tales manifestaciones.

Volviendo a las causas comunes entre todos los que manifiestan estas limitaciones mentales, entre otras, se encuentra su pasado.
Teniendo presente otros ejemplos y comparándolos entre sí, vemos que hay unos puntos en común que podríamos concentrarlos en tres, teniendo presente que cada uno de ellos contiene matices para entender mejor el diagnóstico médico. Estos puntos son:
1.       Padre dominante, teniendo presente, el paciente,  la figura masculina de su entorno como algo dominante, severo y rígido. Esto conlleva, muchas veces a tener una pareja que sigue este rol.
2.      El sentirse “poca cosa”, inferior a los demás, callando y obedeciendo por miedo a las reprimendas o equivocarse, debido que uno piensa que no lo hará bien y se equivocará y todos se darán cuenta, según él, de su poca valua o capacidad. Es el sentido de infravaloración.
3.      Anulación del propio ser. Ausencia de autoestima y pensar más en los demás que en uno mismo.

Estos son los aspectos más notables de una base para que en el día de mañana uno pueda empezar a manifestar los síntomas que se conocen como alzheimer.
Ante estas circunstancias, albergadas en su interior, el ser actúa siempre para agradar y sentirse valorado como tal. Cuanto más nos esforzamos en este sentido, más nos anulamos y tomamos el exterior como referencia de nuestra vida, alejándonos de nuestra esencia y nuestro ser, perdiendo todo el poder que podemos llegar a tener. Debido a esto, el proceso en la vida de uno no es agradable, almacenando resentimiento, sentido de culpabilidad, nula autoestima e impotencia por no llegar a ser nosotros mismos, debido que los demás pueden con nosotros. Hay un sentido de víctima albergado en el proceso.
Ante esta situación, se llega a veces, a no querer saber, inconscientemente, nada de nuestro pasado por el dolor emocional sufrido. Es este dolor emocional el que produce los bloqueos en nuestro cuerpo y la reacción de las partes físicas de nuestra biología.
Entonces, se llega al punto de “querer olvidar”. Uno se encierra en su mundo y deja de recordar. Al dejar de recordar, el pasado empieza a disiparse y a desaparecer de nuestra vida, pero sus raíces, sus reminiscencias emocionales se encuentran impregnadas en nuestro ADN, haciendo que reaccionemos según lo vivido pero sin saberlo. Actuamos por actuar, llegando a vivir exclusivamente el presente, sin más. El tiempo ya no existe. Pasado y futuro dejan de tener sentido y espacio en nuestra vida. Solo existe el presente viviendo con el pasado que dirige nuestras vidas. Actúas y no sabes el por qué los demás reaccionan hacia ti de la manera que lo hacen. No entiendes, la mayoría de las veces sus reacciones porque no tienes recuerdos, solo las creencias de un pasado limitado como víctima te hacen reaccionar así pensando que es lo adecuado a hacer.
Cuando solo existe el presente dando de la mano al pasado, la vida deja de entenderse y solo puedes llegar a sentir si estás bien o no, si tu pasado se remueve en ti o no; es decir, la aparición de los enfados, los momentos como de histeria debido a la impotencia acumulada en tu interior de no hacer las cosas bien para que los demás no denoten tu complejo de inferioridad y poca cosa.
Lo que se conoce como alzheimer no es contagioso, pero sí las creencias y las actitudes de nuestra familia y de cómo reaccionamos nosotros a nuestro exterior, nuestro entorno. Estas creencias no siempre sintonizan con lo que tú sientes, y en su momento, se decide hacer caso y actuar según los demás y no según sentimos nosotros. Nos vamos anulando cada vez más. Tengo que decir, que las personas más sensibles, son las que, actuando así, pueden llegar a unas manifestaciones que, con el tiempo, pueden llegar a diagnosticarse como alzheimer.

Es la ausencia de autoestima, el no ser tú desde la infancia y el no mostrarte tal como tú eres, lo que puede llevarte a este diagnóstico. Los casos que he podido llegar a conocer, proceden de una familia, un padre muy rígido, dominante, inflexible y autoritario. Cuanto más sensible sea la persona, más propensa estará a poder manifestar los primeros síntomas con los años.
Todo y así, podemos invertir esta situación si a lo largo de nuestra vida empezamos a dar pasos hacia nosotros. Si el ser no quiere y no hace nada para él mismo, puede desembocar en un estado de declive mental que le irá carcomiendo y limitándolo cada vez más hasta convertirse en un ser vegetal, donde ya nada puede llegar a controlar.
Pierde todo criterio porque siempre ha dependido de lo que los demás dicen.
Su vida es un descontrol absoluto, haciendo ver que todo lo controla, pero nada más lejos de la realidad.
Crea su propio mundo, con sus expresiones tópicas para relacionarse o dar a conocer que él o ella está en todo y todo lo sabe hacer.
Es el pasado incrustado en nuestro interior quien guía y dirige los pasos de quienes padecen esta etiqueta. No son ellos, y cada vez menos, alejándose de sus esencias para convertirse en seres que sencillamente están. Sin más. Es una manera de querer olvidar lo vivido y empezar de nuevo, dejando este mundo porque no es el que ellos sienten en su interior, pero ven que no pueden hacerlo.
Sus vidas se apagan por momentos. Sus actos ya no son coherentes y sus palabras una justificación desesperada para que los tomemos en serio. Cada vez se sienten más con ellos mismos, encerrados, dejando que su exterior, al igual que de pequeños, en su infancia y juventud, decida por ellos. Al final, es literal y así es.
Dejan su mente para centrarse en su corazón.
Dejan el raciocinio para adentrarse en lo que sienten. Sólo saben si su estado es “bien o mal”. Solo viven en el presente. No hay otro momento.
A pesar de todo esto, aunque parezca contradictorio, ellos pueden vivir más relajadamente porque ya nada les preocupa. La preocupación es tiempo, es decir, pasado y futuro, pero como se han estancado en él y viven siempre en el presente, si su entorno es el adecuado, pueden vivir más relajados y, no tan solo sonreír, sino el hecho de reír juntos más asiduamente.
En estos casos de llegar a un punto notable de decadencia mental, el apoyo y el hábitat donde viven es básico. Solo el Amor puede ver la situación desde el aprendizaje y cariño. Solo el Amor puede desdramatizar la situación y vivirla desde la naturalidad. Entender al paciente te hace ver su experiencia desde otra visión, la visión desde el corazón. Entonces, desde aquí, solo os podréis acercar y comprender lo que el otro vive, sin compasión terrenal de “¡oh, pobre!, solo desde la compasión de aceptación y respeto hacia la otra persona. No viéndola como alguien que no puede, sino apreciando su esencia divina, y sus sentimientos amorosos todavía activos. Estos se encuentran activados hasta su final, pero debido a la falta de consciencia, se aleja de su saber divino.
Por otros escritos al respecto sobre el alzheimer, mi ser vive momentos de este declive por parte de alguien amado. Siento su impotencia interior de no ser correspondido y valorado por lo que es. A lo largo de su vida le han ido cortando las alas y, ahora, en su vejez, su mente no quiere continuar teniendo presente lo que ha permitido vivir que le ha llevado a una situación de, sencillamente ser y estar.

Siento un gran respeto por este ser y me ha permitido poder tener un aprendizaje al respecto de la sintomatología manifestada. Esta alma, una gran maestra está siendo, no tan solo para mí, sino para todos aquellos que con ella conviven o se relacionan.
Ella, nada de esto sabe, porque en su presente solo aprecia si hace sol o llueve, si hace frío o calor, si alguien la ama o no.

Mi amor está contigo y deseo que tu alma, en el momento determinado se dará cuenta que el Amor lo puede todo, incluso hacia uno mismo. Cuando el Amor es desinteresado obra milagros, cuando damos o nos ofrecemos contra nuestra propia voluntad, aparentemente, nos morimos y anulamos en esta vida. Por eso, cuando llegue tu momento, amada alma, sabrás la verdad de tu situación y la de todos aquellos que te hemos rodeado a lo largo de los años parte de tu camino.

Gracias por ser y estar en mi vida en estos momentos.
Mi Amor está contigo.
No estás sola, amada alma que vive el presente guiada por tu pasado.

Que el Amor y la Paz sean en ti, pudiendo sentir el sosiego de la presencia de quienes te rodean. Ellos también están aprendiendo de ti.


Gracias. 

lunes, 28 de diciembre de 2015

Encuentros para el mes de enero de 2016

Aquí os presento los encuentros previstos para el próximo mes de enero de nuevo año.

Si queréis que estas actividades se realicen en vuestro centro o población, podéis enviar un mail a la dirección que consta en el documento adjunto.

A todos, un abrazo y ¡hasta pronto!


jueves, 24 de diciembre de 2015

A vuestro corazón

Aunque parezcas un ser humano, no lo eres. Aunque tengas la sensación que estás atrapado y limitado, no es así. Aquel quien tú eres procede de la Fuente Madre de la Creación.
Sois maestría estelar, Fuente creadora de Vida eterna.

No os identifiquéis con la materia, ésta solo es temporalidad para la evolución.

Cada vez seréis menos diferentes porque os iréis uniendo desde el corazón  y uniréis vuestras almas, vuestras esencias, creando la Fuente allí donde estéis.

El potencial de vuestro manantial interior está despertando para elevar y magnificar la Gran Voluntad Divina. Lo importante se encuentra en vuestro interior, en vuestra esencia innata prístina.
Sois la creación de un nuevo universo luminoso y amoroso.
Vosotros sois mi esencia a lo largo de los universos existentes. Sois el Amor universal encarnado para nuevas almas y la Ascensión de cada una de los miembros de la Familia esparcidos por todos los rincones de la inmensidad celestial.

Semillas brotando para instaurar el Hogar en vuestra dimensión.

Estáis dejando de ser quien fuisteis, y muchas de vosotras, amadas almas, sentís el despertar y la activación de vuestro ADN. Dejad que la liberación y la sanación sea en vosotros. Una nueva vida os está esperando. Un nuevo mundo se está creando debido a vuestra intencionalidad.
Lo que fue, ya no será,  porque una nueva energía está emergiendo de vuestros corazones para dar sentido al mayor acontecimiento que pueda haber en el proceso de todo ser: dejar la humanidad con todas sus limitaciones para dar paso a la Divinidad que hay en cada uno de vosotros.

Nosotros, vuestros Hermanos del Hogar, procedentes de diferentes rincones de vuestro universo y dimensiones, estamos y estaremos con vosotros para llevar a término la Voluntad Superior en vuestras existencias.

Habéis decidido responsabilizaros de vuestro amado planeta, de vuestro proceso. Cada vez sois más que así lo manifestáis. Desde aquí donde nos encontramos nos alegramos y todos saben de vuestra ascensión. Diferentes seres de vida sienten curiosidad por vuestro despertar y evolución.
Nosotros, vuestros Hermanos del Hogar,  estaremos siempre a vuestro lado, como lo hemos estado hasta ahora.  Cada vez nos iréis sintiendo más. Nos iréis viendo, incluso, debido que nuestra presencia cada vez es más numerosa en vuestro espacio planetario.
Ha llegado la nueva era, la nueva vida, donde el Hogar sea Uno con vosotros, colaborando dentro de esta Unicidad. Actualmente, ya hay seres que se han abierto y estamos colaborando conjuntamente en vuestro amado planeta.
 Escuchad vuestros corazones porqué ellos os llevarán a sentir vuestra esencia y el camino hacia vuestra plena realización.
Poned vuestra atención en vuestro interior y tomad la actitud de responsabilizaros de vuestro despertar para que vuestra Divinidad pueda manifestarse de una manera plena y libre.
Sois el Cielo en la Tierra.
Sois Maestría estelar.


Que el Amor y la Paz sean en cada una de vosotras, amadas almas. 

jueves, 17 de diciembre de 2015

Esperar



Cuando esperamos, nuestra vida se convierte en un constante desazón y desconcierto, debido que vemos que nuestros anhelos no dependen de nosotros.
Cuando esperamos, nosotros dejamos de ser nosotros y nos convertimos en víctimas de una espera ilusoria de la impotencia de ver que nuestro entorno no reacciona según creemos. Todo se demora, y esta espera se convierte en eterna porque solo existe dentro de nuestra mente.
Cuando esperamos que los demás hagan lo que a nosotros nos gustaría que fuese, dejamos de ser nosotros para convertirnos en seres anulados y dependientes de aquello que no es. Nosotros creamos la espera debido a una visión distorsionada de la realidad, de nuestra realidad. Entonces, es cuando nos ponemos en manos de una situación ficticia creada por nuestro pasado a través de nuestra mente.
Cuando esperamos,……somos mente. ¡Somos pasado!
Esperar que la puerta se abra y entre quienes queremos.
Esperar que aquella persona cambie y entonces todo irá bien.
Esperar poder llegar a final de mes.
Esperar que las cosas cambien para una vida mejor.
Esperar es poner tu vida en manos de tu exterior.
La espera es un intervalo entre tu anulación y el responsabilizarte de tu vida. Estos momentos para responsabilizarte de tu mismo y de tu existencia, es cuando esperas y esperas, esperando que el resultado que sueñas se materialice ante ti. Entonces todo cambiará y tú podrás ser feliz.
La felicidad no depende de una espera, sino de una responsabilización firme de tu vida y de todo lo que vives en ella. Cuando te haces cargo de todo lo que vives, entonces empiezas a dar pasos hacia tu interior, no a depender del exterior. Este solo te lleva a la desesperación y al alejamiento de tu ser, cuando la consciencia no es presente en ti. Cuando esta empieza a aparecer, entonces, te das cuenta que tu exterior también tiene que ver contigo, y que muestra, en todos momento, aquello que tú sientes y eres interiormente.
Solo es un espejo de tu presente como alma que se encuentra en un estado en concreto.
Cuando no hay consciencia, la mente predomina, haciendo que tus miedos y el dolor de tu pasado aparezca y te haga ver la vida desde una visión distorsionada, por la cuantidad de filtros que has ido poniendo desde tu infancia. El pasado puede hacerte ver monstruos donde no los hay y precipicios en una playa serena y tranquila.
Esperar de una manera constante en la vida es padecer y mostrar la víctima que hay en ti. Estás creando un papel debido a la desconexión contigo mismo. Entonces, es cuando las sombras de un pequeño ratón puede parecer un gran monstruo que te persigue viniendo de los demás. Crees que lo que vives es debido a la presencia o ausencia de los otros, ignorando que eres tú quien ha creado estos momentos al esperar y hacer que los demás te resuelvan tu vida o en momentos determinados puedan complacerte sin más.
Esperar que las cosas sean como tú quieres es marcar un camino para tu propia seguridad, debido a los miedos que tienes. Hacer que todo sea como tú quieres es imponer una manera de vivir para tenerlo todo controlado y hacer que los demás estén “a tu servicio” para cuando te sientas mal o las cosas no te vayan como tú querrías.
¡No esperéis! No queráis que quienes os rodean reaccionen u os vengan cuando vosotros queráis, porque no es así como funcionan las leyes de la vida. Precisamente, estos momentos de no recibir una respuesta según nosotros querríamos, son la bendición que el universo nos da para darnos cuenta que nosotros somos la Fuente y la Salida de nuestras situaciones, no la de los demás.
Cuando no esperamos, nos responsabilizamos nosotros mismos.
Cuando aprendemos, despertamos y aumentamos nuestra consciencia, dándonos cuenta que todo lo que vivimos es debido a momentos anteriores nuestros y que todo tiende al equilibrio. Si todo el presente es debido a momentos anteriores, según los hayamos vivido, así será nuestro presente, por lo tanto, todo lo que nosotros ahora vivimos y de la manera que lo vivimos, así serán nuestros “presentes posteriores”. Nuestra vida es como el efecto dominó: poniendo todas las fichas derechas, una detrás de otra, y con el dedo tiras la primera, todas irán cayendo hasta la última. Será el efecto dominó, es decir, según el movimiento inicial, obtendrás unos resultados que te llevarán a momentos de más felicidad, cualidad de vida o no. Cuando más sientas tu esencia, el amor en ti, más amor y armonía recibirás de tu entorno, debido que es el decorado en el cual estás viviendo estos momentos por lo que necesitas vivir en tu vida actualmente.
No hay nada porque sí. Todo tiene un sentido, y los resultados que vayas obteniendo a cada paso son frutos de un pasado tuyo, de momentos anteriores con unas creencias concretas y una actitud ante la vida más abierta y sincera o de dolor y encierro. Todo depende de ti, porque TÚ ERES EL ÚNICO RESPONSABLE DE TU VIDA.
Aquello que te hace sentir mal, no es aquel o aquella que no han actuado bien, sino tu alejamiento de aquel quien en verdad eres. Cuando más alejados estemos de nuestra alma, más dolor crearemos en nuestra vida, y más dependientes estaremos de nuestro exterior, siguiendo las pautas convencionales, culturales, morales,….hasta llegar a la bifurcación de tu sendero donde tendrás que elegir entre continuar padeciendo y cada vez más, que en esto somos unos expertos; o en cambiar y responsabilizarnos de nuestra vida, dejando que el amor sea en nosotros y dando pasos para mostrar al verdadero ser que somos, y no el que nos han hecho mostrar con nuestro consentimiento.
Esperar es parte del proceso de la mayoría del ser humano. Con la espera, y el tiempo, podemos aprender a darnos cuenta de nuestro potencial y que no es necesario esperar, porque nosotros podemos materializar en el momento, a la vez que ya no pedimos ni controlamos, sencillamente SOMOS.

Que el Amor, la Paz y el Presente sean en todos vosotros.



lunes, 14 de diciembre de 2015

Fechas para el nuevo proyecto " DE VUELTA AL HOGAR"

Como ya os comenté días atrás, a continuación me complace anunciaros las primeras fechas del nuevo proyecto "DE VUELTA AL HOGAR", previstos de cara a principios del nuevo año.

Si alguien estuviera interesado en su realización en su propio centro, espacio o población, podéis enviar un mail a la dirección que constan en los documentos adjuntos.

Deseando lo mejor para vosotros, un abrazo.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Sobre el Presente

Debéis de ser pacientes y aceptar vuestro presente.
Este proceso de aceptación y todo lo que habéis sentido viviendo este proceso ha sido lo que os ha llevado hasta aquí. No debéis de ir a ningún lugar, solo vivir lo que ahora vivís, conscientes y aceptando vuestro presente.
Siente y deléitate de lo que vives y sientes, porque la llave tan esperada se encuentra en estos momentos en ti. Es lo que vives, el sentido de tu vida. No es lo que harás, sino lo que ahora ya haces. Lo que sientes no es para llegar a….., sino para elevar tu alma ahora y aquí. No tiene una finalidad posterior, sino que todo tiene un sentido para el ahora. Es ahora el motivo por el cual naciste no el mañana.
Cada sentimiento, cada paso que das, es fruto de lo que has venido a hacer.
Este es el verdadero sentido de tu vida, el poder vivir el Presente Consciente, no el mañana deseado. El deseo que puede aparecer solo es fruto de la no aceptación de tu presente. No hay deseos aquí donde estamos, porque todo es presente, y en el presente no hay deseo, una cuerda procedente del futuro. Este es y será según tu ahora.
No hay nada fuera del presente. Este es el sentido de vuestra encarnación. No es para algo que deberás de hacer, sino lo que ahora haces, y este hacer os llevará a obras cada vez mayores.
La misión del campesino no es recoger los frutos, sino preparar la tierra, labrarla, abonarla, sembrar, regarla y, entonces, en su momento, debido a todo lo hecho hasta entonces, recoger los frutos obtenidos.
Lo importante del campesino no son los frutos, sino todo el trabajo que hace hasta que llegan por si solos. Estos te vienen, no los debes de ir a buscar.
Así debéis de hacer, vivid el presente y dejad que los frutos os lleguen.

Que el Amor y la Paz sean en cada uno de vosotros.












jueves, 3 de diciembre de 2015

DE VUELTA AL HOGAR

A lo largo de un tiempo hacia aquí, he ido sintiendo un empuje hacia ciertos cambios dentro de alguno de los eventos que he ido realizando hasta ahora.
Los tiempos, las energías, han ido cambiando a un nivel acelerado, y los encuentros que he ido teniendo con mis hermanos de la Luz, me han ido haciéndome ver que lo transmitido hasta ahora de la manera que se estaba haciendo, necesitaba hacerse unas “modificaciones”, unas actualizaciones según el proceso de evolución que está siguiendo el proceso de la humanidad.
En todo momento, y a lo largo de estos años, he ido transmitiendo desde la pureza y el servicio a la Voluntad Superior y el Hogar, que en todo momento ha estado a mi lado en los encuentros que he ido realizando hasta el presente.
Los encuentros con mis hermanos de la Luz, sus mensajes y comunicaciones que me han transmitido en los últimos tiempos, me hacían saber que alguna de la actividad importante que he ido realizando hasta ahora, debía de “ponerse al día”, para que la pureza y el camino de las almas encarnadas sea más específico, concreto y puedan centrarse en la esencia del sendero, y no en atenciones que ya no pertenecen a lo esencial. En todo momento así lo he ido haciendo, pero ellos me comunicaron que debíamos de dar un paso más.  
Por este motivo, quiero comunicaros que el Seminario ¡SENTIR! se ha convertido en el Seminario DE VUELTA AL HOGAR. Su contenido también ha variado, poniendo más atención a la responsabilidad individual de cada ser para llegar allí donde cada uno tenga que llegar o desee, siendo la conexión con la Divinidad de cada uno, la finalidad de este encuentro.
Por lo tanto, el nombre del Seminario que se estaba realizando hasta ahora, pasa a denominarse DE VUELTA AL HOGAR. Su contenido también se ha modificado para ir más a la esencia y no a conocimientos transmitidos o sabiduría que cada uno tiene que llegar por sí mismo. En el nuevo Seminario se dan las pautas para que así sea.
Hay también, otra novedad al respecto, y es que DE VUELTA AL HOGAR puede ser un Seminario o un taller. El Seminario tiene una duración de dos días, y el taller de un solo día completo. Su contenido también varía debido al tiempo dedicado. La base es la misma en los dos encuentros, pero en el Seminario se amplia, con unos temas relacionados con nuestra Divinidad y una mayor práctica individual y entre los asistentes al Seminario. Es obvio por el tiempo de su duración. Vuelvo a decir, que la base, el nuevo contenido se encuentra en los dos eventos, conteniendo el seminario más aspectos relacionados con nuestro potencial espiritual, con nuestra verdadera esencia para llegar a sentir el Amor y realizando unas prácticas relacionadas con la sanación del ser.
Todos aquellos que hasta el presente ya han realizado el Seminario ¡SENTIR!, la realización del taller les ayudará a ver con más claridad, a reafirmar mucho más, a confirmar y a practicar los pilares básicos para andar con firmeza hacia su realización y poder sentir con más intensidad aquel quiénes son y el Hogar en ellos, como parte del Hogar que son. Será como darles una visión más global y específica del proceso a seguir. Les podrá ayudar en sentir con más claridad su verdadera esencia.

Las energías de nuestro planeta y las consciencias están elevándose aceleradamente. Ya no hay vuelta atrás. Todo se está preparando para la nueva Tierra que ya se está forjando con nuestra predisposición y servicio a la Gran Voluntad Divina prevista para nuestro mundo y todos los seres que lo habitan.
Ya no hay vuelta atrás.
Ha llegado la hora que el Cielo sea en la Tierra.

Si alguien estuviera interesado en obtener más información o en la realización de estos encuentros en su centro o población, tanto del Seminario como del taller, podéis enviar un mail a emaeljordimm@gmail.com .


Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros.



domingo, 22 de noviembre de 2015

Encuentros para el mes de diciembre

A continuación os presento los últimos encuentros de este año.
Como siempre, a todos aquellos que estéis interesados en asistir en alguna de ellas, solo necesitaréis enviar un mail a la dirección que consta en la hoja adjunta.
Deseando lo mejor para vosotros, un abrazo.


jueves, 19 de noviembre de 2015

El Hogar está en vosotros

Amadas almas hermanas que vivís en la materia para ensalzar y elevar la presencia de la Voluntad Superior, a todas os decimos, que el proceso que estabais siguiendo hasta ahora, ha dado un giro importante, acelerando vuestra ascensión, abriendo las puertas de una comprensión superior al ritmo que habéis venido siguiendo hasta ahora.
Venís de una dualidad fortalecida, abriéndoos paso entre las nieblas de la no consciencia. Los pasos eran pequeños, pero cada uno que dabais representaba mucho para vuestra alma. Estos pequeños pasos os han llevado a un punto donde vuestro andar se ha aligerado y vuestro avance acelerado.
Vosotros habéis sido los artífices de este gran cambio de vuestro planeta y la humanidad, así como de todos los seres que lo habitan.
Habéis seguido un proceso basado en unas experiencias de seres predecesores a vuestros tiempos. Muchos tuvieron la oportunidad de recibirlas, y haciéndoselas de ellos según sus momentos. Estas adquisiciones llevaron a otras, basadas todas en una energía que no era la que ahora tenéis. Todo lo manifestado fue con una buena intención, pero solo fue la visión de aquellos que creyeron saber del camino hasta llegar a nosotros.
Ahora nosotros, os decimos, amados hermanos en la materia, que hay una nueva visión para vuestro andar, que os ayudará a seguir con la vibración que está vibrando vuestro amado planeta.
El Hogar no se encuentra en las alturas, en el firmamento; y estando en él, vuestras percepciones son muy superiores a como las sentís ahora.
Lo que os queremos decir, a todas las almas que habitáis este lugar que está ascendiendo a nuevas dimensiones, es que la presencia del Hogar y todos los que en él nos encontramos estamos en cada uno de vosotros.
Todavía mostráis aspectos elementales de vuestro proceso en relación a la Fuente de la cual todos procedéis. Daréis nuevos pasos, dentro de vuestro tiempo, donde lo adquirido desde vuestro exterior, dejará de tener sentido para vosotros, y adquiriréis nuevos hábitos y costumbres para sentir vuestra verdadera esencia. Cada vez viajaréis menos para conocer, y sentiréis más, adquiriendo la llave de la sabiduría superior en cada uno. Aprenderéis a viajar sin desplazaros, porque lo importante y lo que necesitéis saber y sentir, se encontrará allí donde estéis.
Os deleitaréis a niveles de mayor grado cuando dejéis de pensar que lo importante para llegar a vosotros se encuentra en el movimiento a través de vuestro exterior. Nosotros os decimos, que llegaréis a vosotros, cuando menos queráis conocer según lo transmitido basado en la vieja energía. Todavía viajáis para sentir, crecer, adquirir. Buscáis y buscáis experiencias que, a menudo, os alejan de vosotros mismos.
Nosotros os decimos, amados hermanos en la materia, que sabe más aquel que abre su corazón y escucha su soledad, que el que crea el movimiento en su vida para asistir a diferentes encuentros que no son la base de vuestra esencia, solo es pasado, y vosotros sois “presente”.
Lo que podáis a llegar a percibir y sentir en lo más profundo de vuestro interior ya sanado, va más allá de lo que podáis llegar a encontrar o recibir en la búsqueda exterior.
Uno de los grandes pasos que el alma en evolución deberá de realizar, es el de saber discernir de su entorno y adentrarse con el corazón abierto para llegar a él mismo, a nosotros. En estos momentos hay seres, a lo largo de vuestra Gaia que os pueden mostrar el camino hacia vuestro Hogar, y con la consciencia de la nueva energía.
Hay mucho más desde donde habéis llegado algunos de vosotros.
¡Id más allá de las palabras! ¡Sentidlas y os conducirán a la Verdad!

Os alentamos a seguir sintiendo y reafirmándoos según vuestra verdadera esencia. Vuestra naturaleza, vuestra verdadera naturaleza, os permitirá sentir y conocer la VERDAD de vuestra existencia.
Hoy os queremos anunciar que los nuevos pasos a realizar por vuestro ser no está relacionado con lo que vuestro entorno, en general, os puede llegar a ofrecer. ¡Escuchad vuestro corazón! ¡Abridlo! Sentiréis, entonces, a medida que vayáis adentrándoos en lo más profundo de vuestro interior, conforme todo es un inicio, y este inicio en el cual ya os habéis adentrado, sólo es un inicio. Hay mucho más en vosotros que todavía no habéis conectado y que os harán entender la naturaleza y la existencia de vuestro verdadero Hogar. Sentid la pureza en vuestro corazón, en vuestro interior.
Luces nuevas aparecerán en vuestro amado planeta. Hasta ahora se han encontrado en  un segundo plano, en la discreción. Así debía de ser. Nosotros estaremos con ellas. Os anunciaran nuevos tiempos y la posibilidad de mostrar la verdadera divinidad que sois. Escuchad sus palabras y sabréis de su pureza y de su Luz. Son seres del Hogar para abrir las puertas en cada uno, para que el Cielo sea en la Tierra.
Esta alta vibración que hay en cada uno de vosotros, os permitirá ver con una mayor claridad y certeza aquello que se os presenta y el verdadero sentido de cada una de vuestras vidas actuales.
Os decimos que podéis ir al Todo, no al detalle y de detalle en detalle llegar a la magnitud. Lo que hoy os queremos decir, amadas almas, es que la disposición de vuestro planeta ya os permite mostrar el Todo de vuestra presencia y la relación que tenéis con las demás formas de vida de vuestro firmamento.
Ya no tenéis porque ir paso a paso, cuando podéis avanzar sin ningún límite, como diríais, en este sendero hacia la Ascensión.
Ahora podéis llegar a vosotros en el momento. No os identifiquéis con la historia de vuestro pasado ni con el pasado que nombráis espiritual anclado en la forma que hay en diferentes lugares de vuestro mundo.
Muchos, estando allí os sentís bien y os parece tener grandes experiencias espirituales o paranormales, como decís. No os distraigáis y centraos en el sentido por el cual aquí estáis. Hasta ahora estos elementos tenían su motivo de ser, pero ahora, están dejando de tenerlos, para convertirse en simples monumentos o elementos de estudio de vuestro pasado como almas en evolución.
No busquéis allí donde no estéis.
Esta es la buena nueva que os anunciamos, amadas almas hermanas en la materia.
Cuando sintáis el Hogar en vuestro interior, os daréis cuenta del verdadero sentido de vuestro ahora, aquí donde os encontréis cada uno. ¡Observad a vuestro entorno! ¡Sentid vuestro corazón! Él os hará ver la verdad de vuestra presencia.
Vosotros sois parte del Hogar en la forma. Esto os ha distraído durante mucho tiempo. Cuando vuestra consciencia despierta y va abriéndose paso entre lo racional, entonces, vuestra vida empieza a tener sentido. Vosotros, entonces, amados hermanos, sentiréis el Amor de quien sois en verdad.

Nuestro Amor está con todos vosotros.
Todo está yendo bien. Habéis cruzado, gran parte de vosotros, la pasarela hacia la majestuosidad de vuestra presencia amorosa.
¡Sentid y no os ancléis en la forma, en aquello que vuestros ojos físicos ven!
Os amamos y os acompañamos en estos momentos álgidos de vuestra Ascensión.

En vosotros está este Hogar que buscáis.
El camino hacia el reencuentro se encuentra en el interior de cada uno.
Vosotros sois el camino, la Luz y el Hogar.


Que el Amor y la Paz sean en cada uno de vosotros.

martes, 17 de noviembre de 2015

Suspiros de impotencia

Nuestro mundo está viviendo un nuevo movimiento de despertar. A lo largo de los años, los siglos, ha habido acontecimientos que hicieron tambalear la estabilidad de aquellos momentos para la humanidad.
En cada situación vivida hasta el presente, las almas consiguieron avanzar en sus caminos hacia el siguiente peldaño de su ascensión.
En estos días nos encontramos en una alarma mundial relacionada con un hecho, que es uno más dentro del proceso del planeta Tierra y sus habitantes.
No debéis de alarmaros. No añadáis dramatismo a lo sucedido. Mostrar una actitud de drama en nosotros, damos la razón de desesperación, indefensión y de seres limitados hacia aquellos que implantan la semilla del desconcierto y el desamor.
La oscuridad en nuestro planeta está perdiendo su poder y control. Esta pérdida de empoderamiento ha sido debida a vuestra conexión, predisposición y avances hacia vuestro interior para reencontraros con vuestra verdadera esencia y en aquel quien sois en verdad. La humanidad se ha estado dirigiendo hacia la Luz, y ésta ha podido iluminar la faz de la tierra y a toda la humanidad. Este deslumbramiento hace que la oscuridad que hasta hace poco controlaba a la mayor parte de los seres encarnados, ahora se ve ignorada y relegada a una posición de alejamiento de nuestro mundo debido a la elevación energética que se está produciendo al recordar de sus habitantes, vosotros, que hace que la no consciencia desaparezca de nuestros seres.
La oscuridad ya no puede con el ser humano que se dirige hacia su divinidad, tomando contacto con sus verdaderas esencias y recordando quienes son.
La oscuridad está retrocediendo, pero no antes sin intentar dar uno de los últimos suspiros en nuestro planeta para la humanidad existente.
Al igual que un moribundo hace un último suspiro antes de su transcender, de alguna manera así la oscuridad quiere dar los últimos arrebatos para poder recuperar su poder y su estatus antes de la aparición de la consciencia en todos los seres humanos. Es como un golpe de puño sobre la mesa, de impotencia por su desesperación porque ven peligrar su presencia, en primera línea, ante las vidas que siempre han podido controlar y apoderarse, “posesiones”, en muchas de ellas. Ahora ya no. Ha llegado la hora de su retirada, pero se resisten, porque no aceptan su nuevo papel de desaparición. La manera que la oscuridad tiene para hacerse notar y volver a recuperar el papel, el poder que tenían, es haciendo tambalear al mundo, para que el miedo vuelva a imponerse entre sus habitantes, así como el odio, la venganza y la impotencia, energías ellas, de las cuales la oscuridad se va alimentando.
Lo que está sucediendo en nuestro amado mundo, es la transmutación de lo humano, inestable e limitado en divino, armonía y omnipotencia. Recordar el Dios que cada uno es hace que toda oscuridad que pueda haber sea desdibujada y alejada a otras lides donde puedan tener un papel más preponderante para la evolución de otros sistemas de vida a lo largo de los universos. Aquí, en Gaia, la oscuridad ya no tiene razón de ser como la tenía hasta hace poco. El Amor se va instaurando cada vez más, haciendo desaparecer toda oscuridad o duda que pueda haber.
Saber que tu poder y tu estatus ya no será el mismo, habiendo controlado a la mayoría de los seres encarnados, se necesita mucha comprensión y aceptación, y la oscuridad nada de esto tiene, solo control, dominio, anulación del ser, impotencia y desamor.
Alegraos, a pesar de los pesares, porque esto muestra que vamos en la dirección adecuada. No juzguéis. No critiquéis, porque cada uno, cada ser realiza su papel para la evolución de la humanidad, para la ascensión de nuestras almas.
Cuando uno se encuentra en el umbral de su ocaso y está aferrado a un pasado y a unas creencias muy lejanas a las que puedan existir en el presente, hace todo lo que puede para convencer y hacer ver que él es necesario, todavía, en los tiempos actuales. Eso mismo está sucediendo en nuestro planeta. La oscuridad ve como está perdiendo sus papeles y ya no se la respeta ni se le teme. Por eso necesita llamar la atención para crear desconcierto, miedo, rabia, impotencia y justicia terrenal, por no decir venganza.
Vivimos tiempos gloriosos de ascensión. El planeta y nosotros, los seres que la habitamos también estamos en este ciclo de gran elevación espiritual, amorosa, por esto sentimos muchas veces, un gran bienestar en nosotros como no lo habíamos tenido hasta ahora, o una confianza o esperanza que todo va a cambiar.
No os dejéis llevar por lo que vuestros ojos físicos ven. Nada es lo que parece.
Estamos en tiempos donde se necesita estar conectados con nuestros corazones, con nuestro interior y abrazados a nuestra esencia, a nuestra divinidad. Todos somos Amor, incluso aquellos que han dado los pasos anunciados por los medios de comunicación que han permitido dejarnos cuerpos sin vida. No sintáis rabia hacia ellos. No los juzguéis, porque de esta energía, ellos se alimentan. No los insultéis, y deseéis lo peor para ellos, porque este desamor expresado por palabra, sentimiento o por otro medio, hace que salgan de su situación y recuperen su empoderamiento.
En su momento, Jesús el maestro nos transmitió que si alguien te hería, “le ofrecieras la otra mejilla”. Momentos como los sucedidos en Francia, Siria, Israel o Palestina, son los adecuados para entender estas palabras que hace unos dos mil años fueron transmitidas por un maestro consciente y una fuente de amor y hermandad.
Poner la otra mejilla tiene que ver con la actitud de amor, comprensión y respeto hacia el otro. Cuando la oscuridad todavía existente en nuestro mundo quiere hacerte tambalear e irritar, muéstrale la otra cara, y déjale ver tu amor, tu luz hacia él. Precisamente la oscuridad es falta de amor. Cuando amamos, y cualquiera es merecedor del amor que somos, estamos activando el amor que hay en él. Muchos necesitan de nuestra verdadera esencia sanadora, armoniosa y llena de paz y serenidad. Cuando reciben esta nueva energía, les estamos dando la oportunidad para que recuperen su verdadero ser y la densidad que pueda haber en ellos, transmutarla en amor, comprensión y paz interior.
Cuando cada uno de los seres humanos sientan en su interior aquel quienes son, y hagan las paces con ellos mismos, siendo abrazados por el gran amor que hay en ellos, entonces, habrá Paz y Amor en todo el planeta Tierra, y toda la humanidad se unirá para un único fin: elevar el planeta y las almas que lo habitan . Entonces, viviremos en armonía unos con los otros, no teniendo presente la religión, color de la piel, estatus social, porque todos estarán unidos desde el corazón y todos se hermanarán para hacer de esta vida y este lugar del universo que habitamos, un espacio donde el Cielo pueda instaurarse. Entonces, es cuando el Cielo será en la Tierra.  Para esto, no debemos de responder a las supuestas provocaciones de la oscuridad.
Ella está en sus últimos períodos existenciales con nosotros. No respondáis con la energía que ella necesita para alimentarse. Responded con Amor hacia el desamor, y así elevar su presencia hasta llegar al perdón. Cuando éste se manifiesta y se siente dentro de uno, entonces, solo velará por el mayor bien de todos y sus actos, estarán en la dirección de apoyo y ánimos para elevar las almas que ahora nos encontramos en este mundo y en este universo.
La oscuridad continuará con sus ruidos y acciones espectaculares para llamar su atención.
Amadas almas hermanas, estamos en tiempos de ir a nuestro interior y conectar con nuestro corazón, con nuestro centro y no dejarnos llevar por los impulsos de impotencia y rabia. De esta manera solo crearéis más dolor en vosotros y la humanidad. Vuestra energía será esparcida abrazando a todo  el planeta y sus habitantes. ¿Es esta la energía que queréis que haya? Estad centrados en vuestro interior para sentir la paz y el amor. Estos instantes de sentir la armonía en vosotros, hará que las semillas que todavía no hayan despertado o necesiten un bálsamo del amor divino, puedan recibirlo y transmutar los fusiles en acuerdos, la ira en aceptación, el dolor en comprensión, los intereses personales en comunitarios y las imposiciones de sus creencias en una aportación y tolerancia hacia la elevación de todas las almas.
La oscuridad está perdiendo su poder. Está en una fase terminal, y antes de fallecer y desaparecer de nuestro amado mundo, está haciendo un último intento para volver a controlar y dominar las almas de la Tierra. 
Ya nada puede hacer, porque las consciencias han empezado a despertar y a aumentar de una manera acelerada. Ya no hay vuelta atrás.
La fuerza de la energía del pasado está haciendo los últimos suspiros, porque sabe de su defunción y ya no tiene cabida en nuestro mundo,…y esto, gracias a todos vosotras, amadas almas despiertas que estáis colaborando en la elevación de este mundo que vivimos, abriendo las puertas para que el Cielo sea en la Tierra.
El Amor puede transmutar y crear los milagros más inesperados, y vosotros, amados seres encarnados, estáis haciendo el mayor milagro de todos los tiempos: eliminar la oscuridad de la faz de la tierra.
Todo tiene su sentido, incluso lo que estamos viviendo actualmente.
Será con la fortaleza de espíritu, la conexión con nuestro interior, lo que permitirá que lo que fue ya no sea, y los anhelos de lo que sentimos en nuestro corazón, una realidad.
Gracias por ser y estar en estos momentos de nuestra historia, porque sin ti, no sería posible los grandes cambios que se están realizando en nuestra amada Gaia.
Gracias a todos por querer estar en estos momentos del gran proceso de Ascensión de nuestro planeta y toda la humanidad.
¡No temáis! Estáis siendo protegidos y amados. No hay quien transcienda, quien nos deje, que no deba de dejarnos. No hay víctimas por accidente, sin más, al azar. Todas aquellas almas que han fallecido, así debía de ser para su proceso. Los que aquí quedamos, sintamos el Amor y abramos nuestro corazón para irradiar el amoroso ser que somos y nuestra paz interior para todo ser vivo a lo largo del firmamento.
Tu presencia repercute a lo largo de todo el Cielo, porque tú eres parte de este Cielo aquí en la Tierra.

Sólo el Amor en vosotros puede convertir las barbaries en semillas para una nueva vida basada desde el corazón. Mientras dejemos que nuestra mente imponga las emociones a tener, el caos, el victimismo, la confusión y las guerras y tensiones continuarán.
La Paz y el Amor en el mundo emanan de ti, sintiendo la Paz y el Amor en tu interior.

Solo el Amor puede crear más Amor.


Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros. 

jueves, 12 de noviembre de 2015

Todo tiene un sentido

Veo alejarse su cuerpo mostrando el desgaste del “no ser”.
Veo como su alma se resigna por las decisiones no tomadas a lo largo de su vida.
Una mujer, en medio de un declive humano y amada por los que le rodean, continua su proceso, ahora ya no controlable por su ser.
A lo largo de sus pasos, de su andar, ahora llega a una incapacidad por la negativa de no escuchar a su corazón a lo largo de los años. Su paseo ya no es el que era.
Estoy a su lado. Río con ella y mi corazón abraza su pasado que la ha llevado hasta el presente tal como es.
Su andar cojea hacia la derecha cuando sus pies se desplazan hacia donde deben de ir.
Amo a una mujer. La abrazo a menudo y siento mi amor hacia ella. Decirle ya no tiene mucho sentido, porque la voz que puede llegarle se olvida en el mismo momento que la escucha. Sólo su alma es consciente de lo recibido.
Ahora, vive el presente. ¡Por fin! Con todo lo que esto representa, a pesar de que ella no es consciente de este ahora. Lo vive, pero no por ella, sino por quien la rodea. Ha vivido toda su vida actual acompañada por alguien que la ha llevado a creer en el tiempo. El pasado y futuro han sido sus guías a lo largo de su pasarela existencial.
Mantenida al margen de la consciencia individual,  ha necesitado lo que ahora vive para salirse del tiempo y quedar sola ante el presente.  Solo existe el presente en su vida. Nada recuerda. Nada le preocupa, dándose cuenta exclusivamente de lo que vive y siente en el ahora.
Actúa espontáneamente, de una manera ilusoria debido al mundo que se ha creado y encerrado en él. Vive en una irrealidad distorsionada por el aposentamiento de su pasado en sus células, ignorado ahora por ella y reaccionando según las emociones no expresadas a lo largo de los años. Todo y así, está más tranquila, alegre y sonriente.
La situación tiene su sentido.
Cuando la consciencia espiritual se ausenta, predomina y te guía la racional. En el punto llegado, esta bella alma en un cuerpo de mujer de avanzada edad, el raciocinio está desapareciendo hasta la nada. Vivir a través de las rutinas, el olvido y lo obsoleto te lleva a una dependencia y a ciertas pataletas interiores debido al “¿y por qué a mí? ¡Pobre de mí!
No hay conversaciones sobre lo vivido, ni opiniones sobre el presente o decisiones sobre lo qué hacer porque no encuentra las palabras a decir, un criterio sobre los hechos, ni una atención sobre lo que quiere. Todo esto está desapareciendo aceleradamente. El tiempo nos va indicando el grado de su proceso. A medida que van pasando las semanas, los días, está dejando de ser quien es para mostrarse y sencillamente estar.
Quiere lo mejor para todos, teniendo un gran sentimiento de estima, protección y cuidado para los niños pequeños, recordando en su inconsciente cuando era niña y le cortaron las alas. Ahora no quiere que ningún niño deje de volar y no padezca. Está muy sensible a cualquier imagen o noticia sobre niños o niñas que lo pasan muy mal o han abusado de ellos/as.
Esta mujer está viviendo el presente, sintiéndose amada y apoyada por aquellos que viven con ella; todo y así, sus expresiones provienen del pasado.
Amo y acompaño a una mujer que ya no decide, solo está en el presente, dejándose llevar como una hoja por la brisa. Nada se plantea. Nada propone, recelando de todo aquello que puede ser nuevo en su vida. Ningún paso da hacia ella misma, estando sometida, por su pasividad, a quien accedió a compartir su vida y crear una familia.
Siento compasión, aceptación, respeto y amor por su proceso creado para elevar su alma. Una mujer que vive, en estos momentos, desde el sentimiento y las emociones que son pautas básicas para vivir el presente. Su vida tiene que ver con lo que siente y cómo se encuentra. Lo demás, parece no existir. Mis recuerdos, todo y así, traen del pasado todo lo que ha hecho por los demás y su dedicación a la familia.
Hay una parte de mí que agradece su presencia tal como fue, a pesar que haya llegado hasta el punto que se encuentra. Ha conseguido invertir su vida. Ahora hace que ésta haga que todo lo que ha dado a los demás, lo reciba de ellos, a través de las atenciones, decisiones y dedicación. Los términos se han invertido: antes “ella era como si no existiese”, y ahora, “es la atención” de aquellos que la aman.
¡Hay tanto aprendizaje en esta situación!
Gracias amada mujer, porque sin ti, yo no sería tal como ahora soy.
Veo a una mujer que se va alejando cada vez más de quien era, sintiendo la alegría de su alma para finalizar su proceso.
Su estado tiene un sentido superior, tanto para ella, como para quien convive con ella. Les fortalece y les hace aceptar una realidad no querida y desde el corazón.
¡Qué gran maestra, amada mujer, al ofrecerte como voluntaria en un ambiente rígido, mental y racional hasta los niveles más altos! Desde que quisiste “amar y sanar” una situación que no era la tuya, con lo que estás viviendo interiormente, el ambiente se ha flexibilizado y se ha aceptado sin dramatismo, haciendo que aquello que has estado dando en la vida, de alguna manera se te retorne. Ahora están por ti. Ahora velan por ti y te tienen presente como no te han tenido hasta ahora, reorganizando sus vidas para incluirte de una manera muy consciente. Ya no se te puede dejar sola en la mayor parte del día. 
Te amo, y veo como ahora, con aquel quien ha compartido su vida contigo, os estáis uniendo desde el corazón, no desde el papel de hombre que trabaja y mujer que atiende a su familia. Ahora os estáis uniendo desde el corazón, que es donde reside el verdadero amor. Ahora ya no os complementáis. Ahora os acercáis y os unís.
Mi alma abraza a la tuya, a la vuestra, amada pareja.
Sin ser consciente aportas tu maestría aquí donde estás, expresando a los cuatro vientos que lo más importante es el PRESENTE, porque es el único momento que existe; que el tiempo no existe, y que viviendo desde el corazón es cuando crearemos VIDA y podremos manifestar el AMOR que todos somos.

El alzheimer es un gran maestro amoroso para el alma.

Gracias por ser y estar, amada mujer. Gracias.
Mi Amor está en ti y en vosotros dos.

La sanación continúa. Todo tiene un sentido.


miércoles, 4 de noviembre de 2015

¿De dónde venimos?

Como en la mayoría de los días, uno de los  maestros paseaba por los jardines de su monasterio.
Un discípulo lo vio a lo lejos y se le acercó corriendo para estar a su lado y preguntarle una de sus dudas o reflexiones que no llegaba a encontrar una respuesta adecuada según él.
Cuando estuvo a su lado saludó a su mentor diciendo:
-         Buenas tardes maestro.
-         ¿A qué viene este correr hasta mi persona?
-         Maestro, quiero hacerle una pregunta.
El maestro, sin dejar de pasear, miró al joven y le sonrió.
-         Bueno, si has cruzado todo el jardín para venir hasta aquí, debe de ser importante lo que quieres saber.
-         Sí, maestro. Hace tiempo que a veces tengo la sensación que no soy de aquí.
El maestro le escuchaba atentamente siguiendo su camino.
-         Es como si estuviera aquí, en esta tierra, pero no fuera de ella. A veces tengo la sensación que estoy en un lugar que no me corresponde, como si no fuera este mi hogar. Es algo que no sé cómo explicarlo, pero es lo que siento. Parece como si tuviera este cuerpo, pero no es mi cuerpo. Tengo una imagen, pero yo no me identifico con esta imagen. Es como si alguien estuviera en un cuerpo pero no fuera de este mundo. ¿Podría poner un poco de luz en mi interior, maestro?
-         La hoja de un árbol, antes de ser hoja, ¿dónde está?
-         Dentro de la semilla del árbol.
-         Así es, amada alma. Al crecer la semilla, se va creando el árbol, y al manifestarse, permite que las hojas salgan y muestren todo su resplandor. ¿La hoja es el árbol?
-         No maestro, sino una parte de él.
-         Eso es. Tus palabras saben del camino de tu respuesta. La hoja es una parte del todo que permite recoger la luz del sol y permitir que todo lo que este árbol pueda florecer y dar, así sea. Tiene su función, su papel a realizar, y aparentemente, sólo es una hoja.
-        
-         Llega el día que esta hoja se marchita y deja el árbol. Se deja llevar por la brisa de aquel día y llega a otro lugar para abonar la tierra. Ayuda a la tierra fértil para que, como su árbol, en su momento pueda brotar y florecer aquel espacio de tierra en el cual fue llevada. (Pausa). De alguna manera, tú eres esta hoja. Perteneces a la esencia de la creación que adobas allí donde estás, y a la vez, sigues tu curso para llegar a mostrar la belleza que eres.
-         ¿Por eso me siento extraño?
-         Tu consciencia te va mostrando el camino, y tú vas viendo la luz del mismo. Sabes de tu aprendizaje, pero no siempre entiendes tu transmisión a los demás.
-        
-         Eres adobo, savia nueva para aquellos que te rodean. Estás aprendiendo a ver la luz en ti. Tu esencia, como la de toda alma, no es materia, sino un apoyo para las otras almas, y juntas poder elevar nuestro sentido existencial.
Después de una pequeña pausa, mirando el discípulo a ninguna parte y por momentos con la mirada profunda y perdida, mira a su maestro y le dice:
-         Entonces, maestro, usted también es una hoja que en estos momentos está adobando mi alma.
-         Eso es – dijo asintiendo con la cabeza.
-         Y los maestros que tuvo, alimentaron la suya.
-         Exacto – dijo sonriendo.
Después de una nueva pausa, el joven añadió:
-         Si todos estamos aquí para abonar a las otras almas, quiere decir que todos pertenecemos a algo superior, ¿es cierto?
-         Sí, así es – le respondió el venerable.
-         Si todos pertenecemos a algo superior – continuó el discípulo, quiere decir que no somos de aquí, sino que nuestro hogar pertenece fuera de este mundo y que venimos a aquí para ayudar a los demás – dijo como si estuviera reflexionando en voz alta.
De repente detuvo sus explicaciones y mirando al maestro que estaba a su lado dijo:
-         ¿Y de dónde venimos?
-         Cuando ves un campo lleno de flores, con sus diversos colores, el valle en la puesta del sol, o escuchas las melodías de los pájaros por la mañana, ¿qué ves, qué sientes?
Tomándose un pequeño instante como si se lo estuviera pensando, hizo una pequeña sonrisa y luego dijo contento:
-         Amor.
-         Eso es, amada alma. ¿Entiendes ahora por qué has venido a este mundo?
-         Para sentir el amor e irradiarlo – respondió.  
-         Veo que has entendido y tú mismo te has respondido a tu pregunta. Es el amor que hay en ti que hace que tú, como hoja, muestres tu resplandor y abones la tierra donde tus pies se encuentren.

En estos momentos el discípulo hizo un paso adelante hasta ponerse ante su maestro. Hizo una salutación con la cabeza y se fue corriendo, tal como llegó.

El monje quiso reiniciar su paseo, cuando oyó una voz que le decía:
-         La hoja está a merced del amor, y siempre lo estará, ¿verdad?
El maestro se detuvo. Se giró y viendo a cierta distancia a su discípulo le sonrió, siendo él quien le hiciera, ahora, un saludo con la cabeza dándole a entender de la veracidad de las palabras expresadas por aquella alma despertando su consciencia.


Volvió a girarse y continuó su paseo. 

lunes, 2 de noviembre de 2015

Mi vida con los Ángeles

Aquí os presento esta charla, alegrándome por el hecho de poder estar nuevamente con todos aquellos que residís en Barcelona y entornos. A todos, un abrazo. 


jueves, 29 de octubre de 2015

En el presente encontraréis la Luz



-         Hola, amigo y maestro – digo a Jesús.
-         No dejes que la quietud y la soledad te descentren – me responde. Los momentos que vives te acercan más al Padre. Yo, aunque sabía quién era, había aspectos que los entendí después de vivirlos. Me di cuenta que el supuesto anhelo de querer estar solo me acercaba más a la esencia del Padre en mí.
-         ¿Preguntabas cosas de futuro, cosas que pasarían al Padre?
-         Sabía de mi camino y lo único que quería era servirlo y llevar a término lo que había venido a hacer. En algún momento expresé algún “por qué” o “qué sucederá…”, pero cada vez que lo hacía sentía una fuerza que me empujaba hacia mi interior para sentir al Padre en mí. Era lo único que existía: el Presente. Confiaba que todo estaba yendo bien.
-         ¿Qué dirías sobre el alma que quiere saber algo relacionado con su futuro?
-         A veces se espera una respuesta que sea de esperanza y seguridad sobre los pasos dados. Se espera una conformidad referente “se ha hecho bien o lo adecuado”. (Pausa). Cuando más se pregunta, más se muestra el grado de alejamiento o incerteza sobre aquel quien cada uno es. Cuando sientes la energía del Hogar en ti, no hay preguntas a hacer.
-         ...
-         Sois almas viviendo el presente, y sólo existís en el presente. Cuando te adentras en tu interior, te das cuenta de quién eres, y entonces al sentir, conectas con la sabiduría que cada uno es.
-         Todo y así, al recibir alguna respuesta, puede darte coraje para continuar – digo.
-         Aquel a quien se le haya de decir, se le dirá sin buscarlo.
-         ...
-         Cuando sientas al Padre, me sentirás a mí y a todos aquellos que le sirven. Aquello que necesitáis os será dado. Haced aquello que sintáis en vuestro corazón y dejad que la Voluntad del Padre sea en vuestro mundo.
-         ¿Y si alguien quiere saber algún hecho o proceso de la humanidad para transmitirlo y ayudar al resto de las almas encarnadas? – insisto diciendo.
-         Que escuche a su corazón, que viva desde corazón, y las respuestas irán fluyendo  según la preparación y el momento de cada uno. Debéis de recordar que cada uno de vosotros ha venido con una finalidad concreta. Con un sentido superior. Este es diferente para cada uno. Así debe de ser. Queréis hacer la parte del otro y no lo que acordasteis. Iría en contra del sentido por el cual ahora estáis aquí donde estáis. Todos os necesitáis. Juntos crearéis el fin, según la Voluntad del Padre. (Pausa). Sed pacientes y no queráis abarcar más allá de vuestro presente.
-         ...
-         Todos podéis, y llegará el día que empezaréis a manifestar la esencia que sois en todos los rincones de vuestro planeta. De momento dejad que cada uno siga su camino.
-        
-         Sobre el año que viene, la oscuridad de vuestra ciencia médica irá saliendo a la luz cada vez más. Intereses que ahora predominaban irán perdiendo su poder debido a vuestras consciencias elevándose. Lo que denomináis “política”, se harán cambios más adecuados a vuestros momentos evolutivos.
-         ¿Qué me dirías sobre el proceso evolutivo de las almas a partir del 2016?
-         Muchas de ellas, en multitudes, dejarán atrás lo que fueron, buscando la Fuente de Vida que las alimenten para siempre más. Hay “Luces” que empezarán a conocerse, con una pureza más cristalina y nítida en relación a las fuentes actuales. Los que hasta ahora han alimentado a sus almas continuarán su proceso, pero habrá quienes hasta ahora han obrado en la discreción que se mostrarán ante el camino de la liberación y la apertura para que el Cielo sea en la Tierra, pero esta vez, a partir de estos momentos, no será de fuera hacia adentro, sino de dentro a fuera, instaurando el Cielo en vuestro mundo desde la nueva esencia interior obtenida por las almas ya acordadas desde las esferas superiores. Ya ahora, pero a partir de vuestro 2016, la pureza de vuestra esencia irá obteniendo una prioridad y un seguimiento para muchas más almas que ahora. Llegaréis a niveles muy superiores al presente, a sentir el universo, aquel quienes sois, de una manera mucho más nítida e intensa. Será la manera de daros cuenta del verdadero camino a seguir. Las propuestas que os rodearán (actividades de formación personal, opciones de aprendizaje evolutivo) dejarán de crear incertezas, y las nuevas luces que se manifestarán, os ayudarán a ver claro el camino a seguir.
-         ...
-         El proceso continúa y el camino va siendo ocupado por almas evolucionadas que lo van allanando y preparándolo para el gran peregrinaje espiritual que deberá pasar por él. Hasta ahora ha habido un despertar, pero multitudes están a punto de dar este paso. Se está preparando el terreno. Se está haciendo un gran trabajo energético por parte de almas conscientes en el presente. Estamos preparando el terreno. Llegará el día que el 10% de los que sois se manifestarán y vuestro mundo ya no será el que ahora es. Solo se necesita un 10% para que la vieja energía vaya desapareciendo a un ritmo acelerado, creando una nueva vida basada en la igualdad, hermandad y la integridad, sintiendo la Unicidad con todos los seres que lo habitáis. En vuestro próximo año 2016 se establecerán más las bases para que el proceso se lleve a término según el Gran Plan Divino. Centraos y acurrucaos en vuestro corazón cuando la oscuridad quiera “dar un manotazo encima de la mesa” para hacerse imponer. Solo será como un último suspiro final de su decadencia. La Tierra, Gaia como muchos la conocéis, ya no tiene marcha atrás. Las consciencias despiertas elevaréis vuestro planeta y el sentido de la humanidad en él. Id a vuestro interior, porque será desde él donde los cambios serán posibles


Vosotros sois los artífices de la transmutación de la Tierra.
Nuevas Luces aparecerán con una pureza superior. Serán las nuevas Luces de vuestro mundo que iluminarán el camino de la vuelta hacia el Hogar y la unión entre todos los seres del universo, dando sentido y realizando esta Voluntad Divina Superior, en la cual todos estamos incluidos.

Que el Amor y la Paz sean en cada uno de vosotros.