domingo, 28 de diciembre de 2014

Actividades para el mes de enero

A continuación os anuncio los próximos encuentros a partir del mes de enero:


-         MEDITARIA en Les Franqueses (Granollers): Todos los miércoles, a partir del día 7, justo después de las fiestas, iniciamos un nuevo grupo de MEDITARIA en el Centro Sol. Los interesados, bien para las inscripciones o más información, podéis llamar a Asunción (625540399).

-         MEDITARIA en sábado por la tarde. Como siempre continuarán siendo los segundos sábados de cada mes. El próximo encuentro será el 10 de enero. Para más información o confirmación de asistencia, escribir un mail a emaeljordimm@gmail.com

-           Seminario ¡SENTIR!: el fin de semana 24/25 de enero. En enero haremos la primera parte, y a finales de febrero y principios de marzo, la segunda parte. Para inscripciones e información, ver documento adjunto.


Si estuvierais interesados en que los cursos, talleres o el Seminario se realizasen en vuestra población, centro o asociación, podéis enviar un mail a la dirección emaeljordimm@gmail.com


A todos, un abrazo



jueves, 25 de diciembre de 2014

Desde la cuna del sosiego



La suave languidez de la armonía interior no tiene obstáculos ni retos a superar. No hay muros ni situaciones que puedan alterar este estado innato del ser. Al sentir la llamada sosegada de tu esencia, hace que te libres a ella para ser balanceado por la gracia divina de tu majestuosidad.
El flujo que te rodea, abraza y alienta te hace sentir la fortaleza en ti, la capacidad de sentir el absoluto control, sin ningún esfuerzo en este sentido. La plena paz interior te lleva a ser observador del proceso, haciéndote entender cada paso, decorado y escena que puedas llegar a ver o sentir.
Desde la presencia como observador, divisas el camino más allá del presente y percibes la evolución del ser según su proceder actual. Entiendes este “ahora”, dándote cuenta de la perfección que hay en cada acto y espontaneidad que uno pueda llegar a tener. No hay mayor satisfacción que poder ver la evolución de la existencia espiritual en cada uno y el Todo en cada uno.
Ves. Sientes. Sientes. Sientes. Ves. Sientes y sientes. Ves y Sientes en el grado más álgido de nuestra capacidad de amar.
El orden y el sosiego interior son parte de nuestra naturaleza. Volvemos a ella con aceleridad, sin forzar ni acelerar, por nuestra parte mental, ningún paso realizado. Sintiendo, somos. Siendo, aceleramos el proceso.
Desde los hangares de nuestra alma dispuesta a mostrar su plena libertad, la Tierra se conjura con el Universo para ser Uno y poder elevar cada alma despierta, desplegando las consciencias para alzar el vuelo.
El vórtice de la ascensión se va mostrando ante nosotros para poder subirnos a él y elevarnos hacia lo más alto de nuestra voluntad, guiada por la divinidad que dentro de cada uno hay.
No hay mayor belleza que abrir el corazón y sentir la perfección de lo existente.
No hay mayor plenitud y éxtasi espiritual que saber del sentido de nuestra existencia.
Las aguas del plácido destino creado por nuestro ser, bajan suavemente, acariciando todo margen de la Vida, esperando, nosotros, el podernos adentrar en él, cuando llegue nuestra nave celestial. Ella ya ha salido en dirección a donde nos encontramos para recogernos en el ahora adecuado y podernos subir en ella, dejándonos llevar hacia los amores de nuestro universo.
Nuestra próxima parada ya nos espera.
La calidez de la tierra donde anclaremos, nuestras raíces más profundas está dando sus brotes para recoger, a tu llegada, los frutos deseados. ¡Déjate llevar, amada alma, por el soplo del Hogar! Déjate llevar por la candidez y familiaridad de los encuentros de tu camino actual. Lo que vives, resuena en tu interior, porque así fue acordado por la Fuente y tú. Vuelves a recordar aquel quien eres.
El sosiego sentido con tu armonía interior, hace que pares el tiempo y puedas darte cuenta que solo el presente existe y tiene sentido. Solo eres. Un halo de paz, luz y serenidad te rodean y albergan cada rincón de tu materia celular, elevando la vibración de tu ser, e irradiando el resplandor de tu presencia.
Es en este estado que entiendes el concepto de la infinidad del universo. Sientes tu infinidad, tu universo interior. Sientes la magnitud de tu esencia.
Siendo, llegas. Siendo, te empoderas. Siendo, sabes.
Cuando llegas, sientes tu fortaleza, capacidad de creación y coraje y la sabiduría emerge de ti como un surtidor de aguas cristalinas y puras.
Tú te conviertes en esta Fuente Mayor en medio de tu entorno, alimentando los seres que te rodean.
Percibes la melodía del silencio y la emoción de poderlo sentir.
¡Hay tanto por sentir, como único camino de la sabiduría celestial en nosotros!
El estado interior de nuestro ser que nos recuerda aquel quien somos, se debe a la entrega incondicional de nuestra alma y todo nuestro ser, no a unas pautas externas, sino a la guía y voluntad emanada de nuestro corazón. Es entonces, donde los susurros más allá de nuestro presente llegan a nuestro interior y la Verdad se manifiesta en nosotros.
 Nosotros somos la Verdad. Nuestra esencia es la Verdad Universal en cada uno. Nosotros somos parte de este flujo de aguas apacibles, siguiendo su curso en la materia.

Esperamos en la orilla hasta divisar nuestra nave, ya en camino para recoger aquel en quien nos convertiremos, siento ya, la divinidad guiándonos.
El murmullo de las aguas nos anuncian nuevos tiempos para nuestro ser, donde lo que fue, ya no será. Los sueños empezarán a tomar forma dentro de nuestro proceso de ya no pedir, controlar ni imponer a la vida aquello que nuestros miedos del pasado quisieron imponernos. ¡Ya no!

Aquiétate y déjate llevar por lo que sientes y por el vacío interior que estos instantes puedan proporcionarte. Alégrate por sentir y por permitir que el silencio te abra las puertas de tu belleza y tu verdadero ser.

No hay mayor plenitud que sentir tu Divinidad habitando en ti.



Desde mi corazón, que el Amor y la Paz sean en cada uno de vosotros. 

domingo, 21 de diciembre de 2014

Feliz nacimiento y año nuevo

            Quiero desearos un feliz salto cuántico y un año nuevo en vuestra existencia donde vuestro corazón será la guía de vuestros pasos hacia la plenitud de vuestro ser.
Sois seres con una gran fuerza interior cuando sentís aquel quien sois.
Abríos y sentid la energía del Amor para abrir el camino de vuestros pasos y llegar a manifestar la Divinidad que cada uno es. Con nosotros, con nuestra Divinidad, todo es posible.

Desde mi corazón, a todos, un abrazo y que el Amor y la Paz sean en cada uno de vosotros.
Gracias a todos por estar en estos momentos álgidos de la evolución de nuestro amado planeta.
Gracias. 

video

jueves, 18 de diciembre de 2014

Dirigiéndonos a nuestro lugar y Ser

Siento un agradecimiento por todo lo que se me da y se me permite conseguir. Siento algo diferente en mí, como si me estuviera alejando de todo academicismo establecido al transmitir y llevar a término lo que siento y quiero hacer. Soy yo. No tiene nada que ver a cómo lo hacía. La energía es diferente, más amorosa, más pura. Yo no soy el mismo.
Desde el punto donde he llegado, me doy cuenta de las diferentes maneras y papeles que puede tener cada uno al transmitir unos conocimientos o mensajes. Me doy cuenta de las diferencias en el momento de obrar y decir, entre almas que están dedicando su vida a los demás, a mostrar a los demás que ellos no son ellos. Diferentes energías transmiten, a veces, el mismo mensaje. Cada uno tiene la destinación adecuada, no para todos, pero sí para una parte de los que están buscando o se han adentrado en el camino. Todos son respetados. Unos más puros que otros, a nivel energético, pero su grado vibracional les permite llegar a un tipo de energía de la humanidad que les puede dar una mano. No por tener mayor vibración, todos deben de entender y aceptar lo que se les está transmitiendo. Diferentes palabras, actitudes, temas, aspectos y energía. Cada momento del camino puede necesitarse una energía diferente para darnos una mano.  Las energías iguales o parecidas se atraen. No todos pueden entender y aceptar una energía de más alta vibración a la de uno. Debe de estar predispuesto y preparado para que así sea. Debe de estar en su camino que en esta vida actual así sea. Nuestro Plan Divino individual facilitará el acercamiento y la aceptación de unas energías en nuestras vidas, incluyendo en ellas, unos conocimientos y sabiduría adecuadas a las que podemos necesitar. Cuando el discípulo está preparado, le llega su maestro. No todos el mismo, sino el adecuado para que se le acepte y el discípulo se abra para recibir y aceptar aquello que se le está dando y transmitiendo. Cada alma necesita la afinidad, una resonancia para abrirse a quien la vida le ha concedido según el grado de vibración que está irradiando hasta ahora.
Me siento diferente. Siento mis energías vibrar diferente a como lo hacían meses o semanas atrás. Ha sido como subir nuevos peldaños en mi proceso elevando a mi ser y mi alma, y desde aquí estando, poder ver mejor y más de lo que veía, dándome cuenta de mis hechos situaciones y sentimientos a los que he ido viviendo y sabiendo hasta ahora. Un grado de consciencia superior, y una percepción de las nuevas energías, de la nueva etapa que ya he iniciado.
Tengo la sensación como si, cada vez más, me dejase llevar por una barca de aguas tranquilas y pausadas. El flujo me lleva, desde una serenidad interior profunda, a unos puertos donde poder manifestar, más en acorde a como ahora vibro y soy aquello que siento y quiero hacer.
Hay paz en mí, en mi interior, una inmensa calma que me acuna y me permite ver y sentir más todo lo hecho hasta ahora.
Se están creando canales de conexión con mi ser para la creación de nuevas oportunidades a partir de ahora. A finales del año 2014serà el sentir de aquello que hasta ahora era anunciado, empezando a materializarse y a sentir de una manera más notable, el ser que somos. Nuestro interior nos hará saber de los grandes cambios que las almas estamos viviendo en el proceso individual de cada una de ellas.
Tengo la sensación de estar estirado en un colchón hinchable de piscina sobre las aguas que se encuentran en un profundo pozo, y estas me van empujando a ritmo rápido hacia arriba. Siento elevarme y elevarme, viendo una luz cada vez más grande, intensa y luminosa. Cuanto más me elevo, más alegría y emoción siento dentro de mí, y a la vez, con más serenidad y naturalidad acepto cada instante de mi ascensión. No tengo tiempo para pensar en el presente, porque cuando lo quiero hacer este ya ha pasado y me encuentro en este otro, por lo tanto, sencillamente siento el movimiento ascendente en mí y continúo escuchando aquello que mi corazón y me interior me dicen. Haciéndolo, he ido notando la aceleración de mi proceso hacia aquello que siento.
Hay un gran agradecimiento en todo mi ser, en cada una de mis células, haciéndome sentir y vibrar sintiéndome inmensamente bendecido, apoyado, alimentado, protegido y amado.
Nos estamos dirigiendo hacia los últimos días de este año lleno de brotes y a empezar a recoger algún que otro fruto, diferente a los que estábamos recogiendo hasta ahora. Ha habido una gran limpieza para los seres despiertos y predispuestos a dar nuevos pasos en su camino. La ascensión está en todos, pero no todos han querido, ahora, seguir el flujo de nuestra elevación según las nuevas energías nos permiten.
Algunos ya hemos recogido muestras de estos frutos, y durante los tres próximos años, irán a más hasta colocar a cada uno en su lugar. Hasta ahora ha sido dar pasos para encontrarlo, transmitiendo un tipo de conocimiento en lugares concretos. Todo ha tenido una finalidad para definir, todavía más, el camino, el sentido de servicio de cada uno. En los próximos tres años la fuerza de despertar hará tambalear el mundo donde vivimos. Cambios importantes y radicales sucederán de cara a la convivencia, y el retorno a la Unidad y Respeto de las almas encarnadas que lo habitamos. Los intereses irán dejando lugar a un bien mayor, para acercar a todos los miembros de la humanidad entre ellos y valorar más a las personas que la dualidad que pueda existir todavía.
En este período mucha densidad se liberará de nuestro planeta porque el amor, así como la divinidad individual, pueda ser manifestada en decisiones, de lo que ahora denominamos políticas, económicas y del bienestar humano. Serán tres años de cambios profundos desde el interior del ser que hará que el mundo que hasta hace poco ha ido imperando, se vaya alejando más del sentido por el cual estamos encarnados. El corazón nos hablará mucho más alto y claro que hasta ahora.
¡Confiad! Dejad que vuestro corazón os hable y no temáis el llevar a término aquello que sentís. Este será el camino para el mayor bien de todos. Aquello que el corazón os dicte o diga, está en resonancia y unido a todos los corazones de los seres encarnados.
Hasta ahora, ha habido un proceso aparentemente lento, pero todo se está acelerando. Ya no podemos ir poco a poco. Ya no se nos permite. Estamos siento empujados hacia un fuerte cambio energético en nosotros. Nuestro ADN se está reestructurando para poder manifestar la divinidad que cada uno es. No podemos frenar el proceso. Ha llegado la hora de adaptarnos o quedaremos desfasados de este mundo, habiendo de continuar nuestro camino en otro lugar diferente a nuestro planeta. Este está destinado, porque las almas despiertas han ayudado a salir de la somnolencia espiritual a sus habitantes. Se han plantado semillas donde sus frutos no permiten ningún paso atrás.
Sentimos lo que sentimos por este cambio interior, este cambio vibracional en cada ser para llegar a él.  
Iniciaremos un nuevo año de muchas alegrías por una gran parte de la humanidad si vivís desde el corazón, os daréis cuenta que lo que viviréis procede del amor y os liberará de la densidad que uno pueda llegar a tener todavía. Nuevas puertas se abrirán, y no solo para unos elegidos, sino para todo aquél que se abra y acepte las energías que nos acompañan en estos tiempos.
Los grandes cambios procederán de vuestro interior. Estos cambiarán vuestro entorno, vuestra vida externa. Será vuestro interior el que os mantendrá firmes y aposentados en vuestro camino y la materialización de aquello por lo cual nacisteis.
Un nuevo período para una nueva raza en este amado planeta. Una raza donde se basará en el libre albedrío desde el corazón, y la manifestación de la comprensión y el amor hacia este mundo y sus hermanos de la humanidad.
Un nuevo camino que acabará de deshacer los viejos patrones que hasta ahora han regido nuestra dirección a seguir.
¡No hay nada mejor que vivir despierto en este mundo creado desde la ilusión de la dualidad! Esta se va desvaneciendo para ver de una manera clara la luz interior de cada ser con el corazón abierto y consciente, iluminando sus pasos para llegar al momento de encontrarse ante un gran resplandor amoroso y librarse a él: nuestra Divinidad manifestada y Una con la Divinidad Universal, creadora de toda Vida y existencia.
En el 2015……continúa puesta la pasarela pero no por tiempo ilimitado.
 ¡Crúzala! ¡Ven! No estarás sola, amada alma. Nosotros estaremos contigo en todo momento.

Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

La Fuerza de tu Presencia

El sentido de tu existir aparece ahora, con tan solo ser. Ser tú mismo. Sentir aquel quien eres. Decidir y hablar según sientes. No hay que pensar para mostrar la pureza de uno mismo, solo sentir e irradiar.
Prístina manifestación de uno mismo da de la mano al corazón abierto para llegar y comprender a toda alma que se encuentre a nuestro lado y poderla ayudar, sin intencionalidad de nuestra parte, solo siendo. ¡Solo siendo uno mismo!
Tu presencia es la fuente que alimenta a todos los que te rodean. No son necesarias las palabras cuando aprendemos a sentir en nuestro interior todo aquello que albergamos como parte de nuestra verdadera naturaleza. ¡Cuánta plenitud! ¡Cuánto Amor! ¡Cuánto sosiego y fuerza a la vez para elevarnos y abrazar lo inestable para armonizarlo! Solo con tu presencia aquello o aquel que ha venido a ti puede ser estabilizado. Cuando el alma ya está preparada para el presente, entonces solo necesita sentir y todo es más directo, fácil y alquímico. Todo es, sin necesidad de recibir, digerir y comprender. Cuando se siente, se sabe, se transmuta y se armoniza al instante.
¡Cuánta fuerza irradiada por tu ser, amada alma! Solo necesitamos tu presencia conectada con tu propia Fuente. Esta conexión irradia la luz y el amor para tu entorno, el planeta y toda la humanidad. ¡Solo siendo! ¡Solo siendo consciencia y sentimiento! ¿Acaso pensabas que los sentimientos tenían solo una función de liberación de energía bloqueada en tu interior? ¿Acaso pensabas que los sentimientos te permitían expresar tu interior por estar en desacuerdo con tu exterior o llorar para darte cuenta de la ternura y la belleza que tus sentidos podían captar? ¡Oh, no, amada alma! Estas expresiones son las etiquetas que la no-consciencia ha argumentado. Tus sentimientos te permitirán llegar a ti y transmutar tu vida cuando eres consciente de la fuerza de tus sentimientos, estas sensaciones internas que no siempre podéis controlar.
En nuestro amado mundo no se cambian las cosas a través del movimiento físico, sino a través de la energía que irradiáis. Vuestra energía es el pilar del nuevo mundo que empieza, ya, a coger forma y dirección concreta. Es vuestra presencia discreta la que abrazo la densidad y la eleva para abrir algún corazón cerrado y poder sentir el tesoro de tu interior.
Cuando sentimos la fuerza que nos da vida y nos empuja a seguir en nuestro camino, aceptando el proceso en el cual nos encontramos y las supuestas adversidades desaparecen a nuestro paso, entonces, entonces es que estaremos sintiendo el Amor en nosotros, y lo empezaremos a integrar en nuestro ser. Sólo el Amor da claridad y respuestas a nuestras dudas, preguntas y salida a instantes de obstrucción.
¡Presencia bendecida por la mano de la Divinidad que hay en ti!
Eres la esencia celestial derramando tu estado interior en el caudal de tu vida actual. Eres consciencia despertando en este manantial donde todos nos acunamos y nos permite llegar a nosotros y mostrar la radiante y amorosa plenitud de nuestro ser.
En esto consiste la Felicidad en nuestra vida, en fluir, aceptar y sentir aquel quien eres.
Tu presencia ¡Yo Soy! (¡Sé tú!) balanceará entre sus brazos el dolor de un pasado para liberarlo de continuar viviendo en un mundo de ilusión alejado de nuestra esencia.  Cuando las nanas celestiales adormecen nuestra inquietud, los sueños aparecen ante nosotros, haciéndose realidad. ¡Tus sentimientos son realidad! ¡Tus sentimientos crean la realidad y te muestran el camino a seguir a través de tu presente!
Cuando sientes el Amor en ti, todo es posible, incluso, el mundo soñado desde tu interior. No hay vallas ni muros que limiten tu capacidad de creación cuando sientes a consciencia.
Esta es tu Fuerza, amada alma. El poder a voluntad, crea desde tu interior, el camino que sientes desde tu corazón para llegar a ti y a la realización de lo que viniste a hacer en este amado mundo con su dimensión de materia. Tu presencia puede elevarla, por lo que la vibración de una tercera dimensión, elevarla a la quinta, estando encarnado.
Esta es la Fuerza de tu presencia, amado ser, que con tu intencionalidad estás abriendo paso para llegar a la divinidad que eres. Sientes un impulso que te hace seguir en este camino que ahora te encuentras. Todo es sentir, y es este sentir el que te permitirá conseguir aquello que quieres y hacer que los que te rodean, también lo puedan obtener.
Tu realización, tu éxito estriba en tu capacidad de sentir Amor en ti y sentir la consciencia de tu interior irradiarse en forma de luz, capacidad de transmutación y de Amor llegando a todos los necesitados, sin actuar para que así sea. ¡Solo siendo!
Sí, alma encarnada, esta es tu Fuerza, tu Poder para saber de la Unicidad con todo y todos y lo que representa esta conexión con todos los que nos rodean y habitan este planeta. Todos estamos interrelacionados y conectados, y son nuestras energías las que permitirán que todos nos elevemos o continuemos cada uno a nuestro aire, nuestro ritmo, dejando que las diferencias Vibracionales se mantengan y pongan más distancia entre ellas para no poder estabilizar las polaridades.
¿Empiezas a darte cuenta ahora del por qué de la importancia de tu Presencia? No necesitas hablar ni hacerte ver, porque lo que llegará a los demás serán tus energías, y serán éstas, las que puede atraer lo alejado y hacer conocer lo ignorado. Esta es la importancia de tu presencia con nosotros. Por eso te necesitamos, porque con tu manera de ser, con tu vibración, todos nos beneficiamos. ¿Ves ahora como de fácil es sembrar lo adecuado y regar con el Amor de tu ser? ¡Solo necesitamos que tú seas tú! ¡Sólo necesitamos de tu presencia para que todos podamos encajar en la Gran Voluntad Divina!
Eres Luz en su proceso de máxima intensidad e irradiación.
Eres Amor en el flujo universal hacia su majestuosidad derramada sobre cada ser en este planeta.
Eres Presencia en proceso de iluminación y elevación para ensalzar la Divinidad Universal que hay en ti y concluir el propósito por el cual viniste aquí a la Tierra.
Gracias por ser y estar.
Solo siendo nosotros podremos manifestar al verdadero ser que somos y hacer que lo distante, lo disgregado, empiece a unirse nuevamente y empezar a mostrar la luminosidad de la intención Superior al permitir que nuestras almas experimenten la materia. Ésta solo es el vehículo, no la intención ni el objetivo de nuestra estancia en esta dimensión. Necesitábamos un vehículo, y dentro de él, una guía, un GPS espiritual que nos lleve a la finalidad de nuestra encarnación.
Sintiéndonos llegaremos a nuestra plenitud y a materializar la Intencionalidad Divina Universal.
¡Siente! ¡Siente aquel quien eres! ¡Siente el Amor en ti, y sabrás de tu esencia!
Los sentimientos son parte de este proceso, y una guía de nuestro estado interior para conectar con nosotros mismos y darnos cuenta si estamos en el camino o fuera de él.
¿Empiezas a ver, ahora, porque solo con tu presencia ya es suficiente?
 
Vibra. Vibra lo más alto posible, y deja que la Divinidad haga su parte.
Eres vehículo, canal de lo más hermoso creado: tu esencia. ¡Tú!.
 
Que el Amor y la Paz sean en ti, amada alma.

jueves, 4 de diciembre de 2014

De los Archivos Akásicos




Como si estuviera en una gran sala llena de libros en inmensas estanterías, me dirijo sin pensar a uno de los lugares de esta “gran biblioteca” que son los archivos akásicos.
De repente se me acerca un ser con una fuerte energía y me pregunta qué busco, qué quiero consultar.
-         Un libro para transmitir alguna de sus palabras. El que tú quieras – le digo sintiendo su fuerte energía, y conforme no todos pueden leer aquellos libros cuando quieran.
Entonces, después de unos instantes de contacto energético de su energía con la mía para él recibir mi información vibracional, me dice:
-         Si necesitas algo me lo dices – sintiendo la sensación conforme puedo elegir cualquier libro de aquella gran Biblioteca.
Tengo la sensación de ser aceptado y ser apoyado, no tan solo por aquel ser, sino por los que rigen aquel espacio. (Pausa). Es inmenso. Allí se encuentra toda la información de la existencia, donde cada uno de nosotros tiene su lugar, su historia y su proceso vivido hasta ahora, incluyendo el camino a seguir a partir de nuestro presente. Toda la sabiduría existencial se encuentra en este lugar.
Me dirijo hacia unas estanterías y veo libros muy antiguos. Cada uno de ellos pertenece a cada ser encarnado o no encarnado. Todos se encuentran allí.
Siento la fuerte presencia del ser que se me acercó al entrar donde ahora me encuentro, pero a la vez, me encuentro seguro y aceptado, apoyado.
Voy andando viendo la cantidad de libros, de información que allí hay. Se respira sacralidad y protección. Están bien a salvo y resguardados de cualquier energía que no sea la adecuada para su mantenimiento y protección. No todos pueden consultar lo que estos libros albergan. Hay seres pero no encarnados. Parecen luminosos o translúcidos. Seres como guardianes de este lugar, revisan constantemente la energía que habita esta biblioteca akásica.
Voy andando por los largos pasillos de toda la historia habida y por haber. Finalmente, veo un grueso libro viejo que pone mi nombre. Es mi libro, mi existencia, puesto en perfecto orden según los parámetros de ordenación y seguimiento.
-         ¿Puedo cogerlo? – le pregunto a quien me asesora.
-         ¡Espera! Primero haz lo que has venido a hacer.
Me dirijo a unos estantes donde se encuentran las directrices de nuestra existencia (los humanos). Veo un libro que hace tiempo ya consulté y transmití algunas de sus palabras: “El libro de vuelta a Casa”. Es un libro pero como si fuera un apéndice de un Contenido Mayor. Todos los que se encuentran en estos estantes tienen que ver con nuestra existencia, con la presencia e historia de los seres que ahora estamos encarnados en estos momentos.
Voy a cogerlo y el Ser Asesor me sonríe, dando conformidad a mi elección. Ojeando al azar en diferentes páginas del mismo, voy leyendo fragmentos de su contenido:

1.       La ilusión que el humano puede llegar a vivir, pertenece a un estado de no consciencia que le llevará a un despertar para deshacer esta ilusión y activar la consciencia de la realidad.

2.      No hay deudas pendientes en el camino, solo la luz que te guía para llegar a ti mismo. Es en la luz que la evolución llega a la conexión del ser con su propia esencia. Lo que puede llegarse a conocer como deudas pendientes (karma), solo son las germinaciones de vuestro amor para poder regar la nueva semilla y sentir la paz y la plenitud de vuestra existencia en aquellos momentos. Una vez el alma sienta la armonía de su esencia, las deudas dejarán paso a la alquimia del potencial del propio ser.

3.      El fin que pueda anunciarse solo es el principio de lo nuevo en el interior de cada ser. Aquello que sientan elevará sus espíritus y unificaran sus presencias con la Fuente de la cual procederán. Los encarnados tendrán diferentes etapas, hasta su pleno apogeo espiritual, siendo los cambios más importantes aquellos que procedan de su interior, de la aceptación de sus existencias y el reconocimiento incondicional del Amor que son. No habrá finales  últimos, debido que la Voluntad Superior no tiene fin. Cada finalización comportará nuevos grados de aceptación y consciencia  hasta llegar a lo etéreo. Dentro de la no-materia, la disposición del ser hacia un servicio de ensalzamiento de otros niveles de vibración inferior, hará que su dedicación sea absoluta, sintiendo una mayor Unicidad con todo lo existente en su universo. 

4.      No habrá género en sus existencias innatas. Lo que conocerán como masculino y femenino serán las dos partes del ser que deberán de complementarse y aceptarse en uno mismo. Estas dos partes a nivel de materia serán vehículos para el acercamiento del ser hacia sí mismo. Todas las variaciones al respecto se manifestarán para que el ser pueda llegar a conectar con su verdadera naturaleza. En su estado prístino nada existe que pueda crear limitaciones, por lo tanto, no habrá dualidad en uno mismo cuando esté conectado consigo mismo. Lo masculino y femenino serán dos aspectos en uno mismo para llegar a la plenitud del ser. Cuando lo consiga, todo él brillará e iluminará a todas las almas que le rodeen. Será el equilibrio del universo allí donde esté. Será Fuente del Universo.

5.      A pesar de las diferentes tendencias de interpretación que se realizarán en el planeta de los encarnados de libre albedrío, solo existirá la Verdad, la pura Intencionalidad Amorosa por la cual fue creada. Solo el Amor regirá el camino a seguir. Las elucubraciones que se realizarán, se basarán en una mente racional que ralentizará el camino de aquel que quiera conservar lo que denominará la verdad. Esta se encontrará en el silencio de consciencia de uno mismo, y se mostrará en la presencia de la humildad y respeto que algunos seres manifestarán. No impondrán ni convencerán, solo se manifestarán y dejarán al libre albedrío de cada uno que decida si quiere ver la Verdad en sus presencias o no.   

6.      Lo que activará el proceso de los seres encarnados será el Amor. Será el único camino a seguir. Muchos se perderán por el camino hacia él, al obsesionarse por lo superficial del sendero. El verdadero Amor será la manifestación de uno mismo allí donde esté. Al final, el planeta de la humanidad resplandecerá, habiendo disminuido su población en los seres seguidores de su Luz interior. No habrá grandes maestros, solo seres conscientes que, desde su divinidad ensalzarán las existencias de todos aquellos que le rodearán. Así, cada uno de los habitantes de este planeta encarnado. El Amor será la plena manifestación de la divinidad que serán.

7.      Las desigualdades que se podrán crear, serán las limitaciones interiores de cada alma. No habrá desigualdades desde el alma, sino desde las mentes racionales de sus habitantes. Cuando aprendan a usar sus mentes, la racionalidad dejará de manifestarse, y sus mentes se convertirán en apoyo para sus realizaciones y armonizaciones. Dejarán sus raciocinios para dejar que sus vidas no sean guiadas por sus pasados. Cuando aprendan a darse cuenta del valor de sus presentes y la importancia de sus presencias en ellos, entonces las desigualdades empezarán a menguar, ensalzando el amor en cada desigualdad hasta hacerla Una con la Intencionalidad Superior, elevando a los seres que se encuentren en este camino. Las densidades desaparecerán porque el sentido de sus existencias habrán encontrado el camino hacia la Unicidad.

8.      No es importante lo que harán los seres desde su humanidad, sino desde su intencionalidad según sientan desde su verdadera naturaleza. La fuerza de su sentir abrirá los caminos, elevando a su planeta y a todos los que lo habiten. Cada uno será la fuerza para el otro. Cada uno será el camino del otro. Cuando vean que así es, cada uno individualmente empezará a dejar quien es según su bagaje, para manifestar el verdadero ser que es según su naturaleza. Lo humano dejará lugar a lo divino, y será desde lo divino que atraerán la Luz en ellos y acercará el universo a sus vidas; entonces,  el proceso de sus existencias avanzará desde el sentimiento, y no desde el raciocinio.

Siento y veo la presencia asesora en mi ser, a la vez que también me doy cuenta que me rodean muchos más seres de luz en relación al principio. Todos ellos parecen sonreírme. Vuelvo a mirar el libro que tengo entre mis manos, fijándome en unas líneas de la página derecha que tengo ante mí. Leo:

9.      Al final, cuando encuentren el sentido de sus vidas, se darán cuenta que este sentido eran ellos mismos, y todo lo que habrán vivido hasta aquel momento, habrá dependido de ellos según su libre albedrío. Este les fue dado para llegar a ellos y ayudar al universo, a otras formas de vida, donde este libre albedrío no existe. Al final, los seres que evolucionarán se darán cuenta que toda su existencia ha sido basada en el Amor, y que todo lo que habrán vivido habrá estado regido por el Amor, porque solo existe el Amor en el Universo. Cuando el ser humano despierte y acepte este Amor en ellos, dejarán su humanidad para dar el paso hacia su divinidad. Será en ella donde podrán comunicarse con otros seres más allá de su planeta y universo. Será en ella donde podrán crear un nuevo sentido en sus vidas encarnadas y transmutar la densidad en Amor, elevando la vibración de su planeta y sentir la plenitud de quienes son.

Veo que van rodeándome cada vez más seres de Luz, sintiendo sus presencias en mí y un gran Amor más intenso y puro en todo mi ser. Veo en sus “expresiones”, como si me alentaran a continuar un poco más con el libro.
Yo, voy pasando las páginas de una manera aleatoria, hasta sentir un impulso de parar. Voy a la parte final del libro, quedando pocas hojas para su finalización, que leo:
10.  Una vez conseguido la función por la cual encarnaron, volverán al hogar de donde proceden. Desde allí, ayudarán a otros seres, no todos encarnados, a elevar sus consciencias, sus vibraciones u otros tipos de energías que llegarán a necesitar para que la Voluntad Superior de toda la Creación sea realizada para ensalzar la energía del Amor. Será desde este Amor que los seres encarnados están y estarán Unidos con toda frecuencia de alta vibración, alejando y transmutando toda oscuridad existente para dar paso a un universo iluminado e irradiando esta frecuencia vibracional de una octava superior a todos los universos creados. La Unicidad será más fuerte e intensa.

-         Y nosotros estaremos con todos vosotros – me transmiten los que allí se encuentran conmigo. Continúan diciéndome: Ves a la última página y lee la última línea.
Paso todas las hojas hasta que llego a la última. Me doy cuenta que me encuentro en una página enumerada, como todas, que contiene muchas cifras. Dirijo mis ojos hasta donde me dijeron y leo:

11.   Lo vivido habrá sido por propia voluntad. Nunca estuvieron solos.

De repente me vienen ganas de llorar de la emoción y la alegría de lo leído. Miro a mis acompañantes y me sonríen.
Siento su Amor en mí, y mi propio Amor Uno con el suyo. Siento esta Unicidad nombrada en este libro que tengo en mis manos. Lo cierro y lo vuelvo a poner en su lugar.
Todo está en perfecto orden. Todo es armonía aquí donde estoy. Siento que es parte de mí y ellos me confirman que toda esta información, toda la que habita en esta “gran biblioteca” se encuentra en mí, albergada en mi interior, pudiendo ir a ella cuando lo crea conveniente.
-         Gracias por permitirme poder llegar hasta aquí y ojear nuevamente nuestra existencia. ¡Gracias!
-         Cuando llegas a ti, las puertas se te abren porque solo el Amor que sois os permitirá llegar a la sabiduría y plenitud de vuestra existencia – me comentan.
-         ¡Gracias! – digo nuevamente, sabiendo que cada vez, las puertas se van abriendo más de par en par.

Hago una respiración profunda y siento su Amor en mi interior, y el mío, como parte del suyo. Siento como si fuera parte de ellos y ellos de mí.


Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros. 

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Con el Padre sobre el tesoro más bien guardado

        
   Está bien, Padre. Explícamelo todo.
-         Todo es Amor, hijo. Todo lo que existe contiene mi Amor, este es el secreto más bien guardado, según diríais, a lo largo de vuestra existencia. Siempre he estado con vosotros. Ha habido de pasar el tiempo hasta vuestro presente para empezaros a dar cuenta que así está siendo. Cada vez  sois más los que sabéis de la verdadera esencia del Amor. El Amor en vuestra dimensión, no es como lo aceptáis y lo interpretáis. No es Amor, según mi Voluntad. Aquello que denomináis amor es un aviso que sois mucho más que aquel que se identifica con todo lo que vivís.
-         ...
-         Solo existe el Amor, hijo. Aquel que lo siente, entiende mis palabras. Mi presencia se conoce, pero no se siente. Cada vez sois más los que me sentís y os dais cuenta del verdadero sentido de lo que nombráis Amor.
-         ...
-         No es lo mismo conocerlo que sentirlo. Cuando lo sentís os dais cuenta del verdadero sentido y existencia de su presencia en vuestras vidas a lo largo de vuestro proceso. Me sentiréis a mí, no me conoceréis. Conociéndome no llegaréis a mí. Sintiéndome me aceptáis como parte vuestra, pero no porque venga de “fuera de vosotros”, sino porque soy parte de vosotros. Yo Soy cada uno de vosotros. Yo Soy tú, y tú eres Yo. (Pausa). Sintiendo el Amor en vosotros, sabéis de la sabiduría del universo y del lugar de donde procedéis, porque este, se encuentra en vuestro interior
-         Todo es Amor. Y entonces, ¿por qué cuesta tanto sentirlo cada uno? – pregunto.
-         Porque las energías con las cuales habéis vibrado no os han dejado llegar a él.
-         ¿Y por qué no hemos vibrado más alto?
-         Porque todo tiene su momento. La Voluntad del Padre debía de llevarse a término.
-         ¿Y así está siendo?
-         Sí, hijo. Al final, el Amor está siendo sentido en vuestros corazones. Habéis aprendido a abrirlo, y aquellos que lo habéis hecho, me sentís. (Pausa). Cuando los que os encontráis en este proceso que vivís, os dais cuenta que todo es Amor y desde el Amor construiréis vuestra Voluntad, Una con la mía, habiendo elevado vuestra consciencia, entonces, vuestro planeta y la Voluntad del Padre habrá sido llevada a término.
-         Solo existe el Amor – me digo en voz alta, sintiendo la majestuosidad de lo que esto representa. Todo está abrazado por tu Voluntad, porque, cuando así sea, el ser humano habrá pasado de su divinidad hacia ti, Padre. (Pausa). Somos Amor, y solo el Amor puede crear y hacer sentir la inmensidad que cada ser es.
Vuelvo a darme cuenta que no hay palabras para describir la placidez celestial en uno mismo. Si hubiera de encontrar una palabra, esta sería Dios-en-mí o Amor Divino. Dios, Amor, dos sonidos que contienen toda la energía de la Creación en uno mismo. Todo es puro, incondicional y para todos, incluyéndome.
-         ¿Hay algo que podamos hacer para sentirte? – le pregunto.
-         Escuchar el silencio. Allí me encontrareis. Abrid vuestro corazón y me encontrareis. ¡Sentiros! ¡Sentid quienes sois! Siendo vosotros, me sentiréis, y cuando me sintáis, sentiréis el universo y conoceréis la Verdad. (Pausa). El Amor junto con la Consciencia os aportará el mayor bienestar que hayáis podido conocer: vuestra plena realización, la Voluntad Divina manifestada.
-         Perder los miedos es parte importante del proceso, Padre.
-         Está incluido en el proceso de sentir el Amor en vosotros – me responde.
-         ¡Gracias Padre! ¡Aleluya, Aleluya, Aleluya!

Finalizo estos momentos, sintiendo la pureza y el Amor dentro de mí.

¡Gracias Padre! 

lunes, 24 de noviembre de 2014

Para diciembre



-         Día 6, sábado por la mañana: taller de ESCRITURA EMOCIONAL Y CREATIVA (ver documento adjunto).

-         Día 12, viernes: presentación de MEDITARIA en Les Franqueses (Granollers) a las 18’30h (ver documento adjunto).

-         Día 13, sábado tarde: MEDITARIA de 18h a 20h en Cardedeu.

Para más infomación o confirmación de asistencia  sobre el taller o MEDITARIA en sábado, podéis enviar un mail a: emaeljordimm@gmail.com
Para la presentación de MEDITARIA en Les Franqueses, llamar al teléfono que consta en la hoja adjunta.

A todos un abrazo, y gracias a los que, hasta ahora, habéis asistido a los encuentros realizados hasta el momento.

Gracias. 

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Sobre el karma familiar

Hoy querría presentaros un mail recibido donde se me preguntaba sobre el karma familiar. La persona que me las envió, había realizado el curso de las 36 Leyes Espirituales, y en él, surgió el tema de la sanación. Lo recibido le empujó a profundizar más en este aspecto y, concretamente, en relación a la familia.
Las palabras recibidas fueron:
“¡Hola Jordi!
Cuando puedas, ¿podrías decirme dónde encontrar información, sobre cómo sanar el karma familiar? He estado buscando por internet y solo he encontrado información general.
¿Quizás en alguno de sus libros? ¿Sabes en cuál?

¡Gracias por anticipación!
¡Un abrazo!”
A continuación os presento la respuesta a sus palabras:
 
Ya que has puesto un link relacionado con Kryon, te comentaré lo que me has preguntado haciendo servir algún comentario del mismo Kryon para dar entendimiento a la tu pregunta.
 
Él dice que la dualidad es la barrera existente entre nosotros como seres humanos y el Dios que hay en nuestro interior y somos. Cuando conseguimos abatir esta barrera entonces, nosotros somos nosotros.
 
Ahora yo te digo que esta dualidad la estamos borrando de nuestro ADN. Esto quiere decir que estamos sanando para llegar a nosotros mismos. Cuando nosotros sanamos, sanamos todo nuestro ser cuando el ser sana, no solo es una parte de él, sino que esta sanación abraza a todos nuestros aspectos. No podemos solo sanar el dedo del pie izquierdo sino que la sanación de esta parte de nuestro cuerpo, influye a todo el resto del cuerpo, que está relacionado con nuestras emociones y aspectos mentales, por lo tanto, para sanar una parte de nosotros, quiere decir sanar todo nosotros. Sanar es Amor. Cuando se siente amor, no podemos dejar de lado todos los otros aspectos de nuestra vida. No podemos decir:
-         Yo solo quiero amar mi parte laboral, o mi aspecto de relación de pareja, o mi físico.
Cuando solo queremos amar una parte nuestra, no nos amamos, porque el amor es global y no parcial. No podemos amar a medias. ¡O se ama, o no se ama! Cuando uno se ama, es con todas sus consecuencias, implicando e influenciando a cada uno de nuestros aspectos en la vida.
¿Quieres acabar de sanar lo que se conoce como karma familiar?
Teniendo presente el curso que has hecho y las palabras de Kryon que dicen:
 El ser humano de la Nueva Era comprende que es totalmente responsable de todas las cosas que tienen lugar en su vida. Lo que esto significa es un conocimiento a nivel intuitivo que lo que se está produciendo ha sido planificado por nosotros mismos.
 
Ahora yo te digo que al ser consciente que no estabas en el camino del bienestar y el amor, y el hecho de cambiar de camino, te ha llevado a que dejaras que el amor fuera entrando en tu vida, produciéndote el bienestar y la sensación interior que ahora sientes.
Cuando más amorosos nos volvemos, es decir, cuando más conectamos con nuestra esencia, más nos liberamos de todo aquello que no nos ha dejado ser nosotros y nos hemos identificado o hecho caso hasta ahora, como puede ser los lazos innecesarios que hemos creado con nuestra familia y con todo aquello que nos hemos identificado de lo que nos han dicho dentro del círculo familiar y no es lo que nosotros sentíamos o pensábamos.
Cortar todos estos lazos nos permitirá liberarnos de las influencias (karma) familiar. Cuando nos amamos, este amor ya va allí donde hay bloqueos en nuestra vida y a todos aquellos aspectos que no nos dejan ser nosotros.
¡¡¡NOS LIBERAMOS DE TODO LO QUE NO SOMOS!!! (Malas influencias, relaciones limitadoras, alejamientos de personas que no nos ayudan en nuestro camino,…).
Me gustaría finalizar, o no, porque no sé cuando dejarán de susurrarme aquellos que están conmigo, con unas palabras incluidas en el 4º libro de Kryon:
 
El Espíritu de Dios dice que debes de coger tu lámpara y dejar que ilumine a quienes te rodean. Y, sin decir nada a nadie ni explicar nada a nadie, de los que te rodean, lo que está sucediendo, la lámpara brillará a través vuestro esto es lo que debéis de hacer. ¿De qué serviría una lámpara si no la llevaseis a los lugares más oscuros? (…)
¡Primero ocúpate de TI MISMO!, después, todo irá encajando poco a poco.
 
Por lo tanto, para sanar lo que se conoce como karma familiar, debes de sanarte tú, y esta sanación llegará a la familia a través de tu presencia y tu irradiación. Acuérdate de la Ley de la Proyección. 
(Parece que el susurro está llegando a su fin).
Me gustaría finalizar con unas palabras también de Kryon, debido que lo has puesto en el link inicial. Estas pertenecen a su séptimo libro. Dicen:
De repente, la Tierra tendrá Seres Humanos, con la capa de la dualidad, con la que llegaron a ella, que se transformará y cambiará con la realización de la divinidad que se habrán convertido. Junto con esto llegará una pasión por la búsqueda espiritual. Y la familia – que se mostraron de acuerdo en venir con vosotros como familia de sangre – podrá retirarse. (…) El Amor es la llave para que la futura capacidad de la Humanidad cambie esta Tierra (…). La Fuerza reside en la persona, no en la organización.
 
Tú eres uno de estos seres que se está transformando y cambiando para hacer un mundo mejor. Siendo tú, sanarás, te liberarás de las influencias familiares y de todo aquello que no te dejaba ser tú. No hay una técnica, como si fuese una aspirina para hacer una sanación de tu parte familiar. ¡No!. Te estás amando y te estás sanando. Cada vez aceptas más y sabes convivir con tu familia. El Amor es la llave en ti. Es la llave maestra de la realización de tu vida. Te estás responsabilizando de tu vida. 
Es como una máquina corredora de un gimnasio donde el suelo se mueve hacia atrás. Tú eres presente y siempre estás aquí. La máquina va hacia atrás y vuelve a salir por delante. Lo que ahora hagas repercutirá en tu futuro y, ¡cómo no!, en tu presente sobre todo. Si ahora pones amor, este abrazará tu pasado y creará un futuro maravilloso.
Amándote ahora, dando pasos para ser tú, ahora, sanarás tu pasado y solo puedes esperar lo mejor para ti.
Así es y será.
 
Estamos animando a los seres humanos para que vibren a un nivel tal que puedan crear una situación de limpieza tan profunda que los antiguos votos (y pasado) queden neutralizados y el ADN despierte. (de Kryon).
 
Esto es lo que estás haciendo ahora tú.
Gracias por ser y estar. ¡Adelante!
Desde mi corazón, un abrazo.
 

 

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Solo existe el Amor

Cada vez más, mis palabras dejan de ser mis palabras; los gestos, mis gestos y mi presencia, la mía.
Cada vez voy dejando de ser humano para dejarme llevar por el ser de luz y amor que hay en mí.
Voy notando con el tiempo que cada vez soy menos yo, dejándome llevar por una fuerza interior superior que me sostiene y me alienta a seguir un camino concreto, tomando, no yo, unas decisiones para alentar a mi humanidad y a mi alma.
Siento lo nuevo en mí y la emoción de ser llevado y manifestado por la divinidad de mi interior.
Cada vez voy dejando de ser yo para dar paso a aquel quien en verdad soy. Es una gran satisfacción y emoción el sentir su energía emanar a través de mí, y como mis decisiones y obras dan paso al mayor bien para todos. Siento una inmensa alegría y amor intenso en mi interior cada vez que así es.
Mi vida ya no me pertenece. Mis palabras, saliendo de mí, cada vez, dejan de ser las mías. Soy yo, siendo mi Divinidad, este ser Superior en mí quien da los pasos para manifestarse a través de mí. Siento que cada vez soy más ella. Mi humanidad se está alejando de mi ser, dando paso a mi verdadera esencia.
Expresar estos sentimientos hace que reafirme el flujo hacia donde estoy siendo llevado. Cuanto más me dejo, más amor siento en mí y mayor bienestar veo en todos aquellos que se encuentran en mi entorno.
Son sentimientos profundos irradiados desde el centro de mi corazón y la fuerza de una pureza interior que abre las puertas de mi camino. ¡Es tan grande lo que siento, que mis palabras parecen insignificantes para tanta majestuosidad amorosa!
Mi corazón se expande y aquel quien soy va adaptándose a su manifestación en mí. Me expando para abrazarlo dentro de mi materia. Ahora lo siento, y dejo que mi lugar sea el suyo, mi presencia la suya.
SENTIR me permite conectar con la Fuente de uno mismo y todos los seres que la acompañan y la habitan. Siento mi integración con ellos y la Unicidad con mis hermanos de la Luz.
Es en esta conexión y unión que eres Uno más con y de ellos. Es en este estado de ser el Hogar y Fuente a la vez, que puedes recibir la sabiduría de tota esencia existencial a lo largo de las diferentes dimensiones y universos. No hay limitación. No hay dudas ni desconcierto porque aquello que sientes es el nivel de más alta vibración que pueda llegar a existir. Tú eres el Amor, y siendo él, puedes sentir la magnificencia de la verdad que somos y existe.
Desde el corazón abrimos las puertas del sentido  de nuestras vidas y la sabiduría que nos da el entendimiento divino de nuestras presencias en esta vida actual y nuestro bagaje existencial como la de todo lo existente. ¡Sentir con la unicidad de nuestro verdadero Hogar! Tú eres parte de este Hogar, que no se encuentra más allá de tu visión física sino, en el centro de tu verdadero ser, albergado en la consciencia de tu interior. Tú eres el Amor de la Intencionalidad Divina. Tú eres la llave del sentido de tu existencia.
Sintiendo, llegamos a nosotros, a la esencia y al verdadero ser de nosotros mismos. La emoción magnificada de saber de ti, y poderte sentir hace que dejes de vivir en la humanidad y abrir de par en par el camino de tu divinidad para llevar a término aquello que has venido a hacer al servicio de la humanidad y el planeta.
SENTIR no da pie a las palabras, sino a una quietud y una plena satisfacción amorosa en ti que solo quieres mantener este estado y continuar sintiendo el inmenso ser que eres y las energías de tu procedencia, junto con todos los seres con los cuales estás unido desde la apertura de tu corazón. Entonces, solo sientes, sintiendo el éxtasi de tu presencia en este estado de quietud, sabiduría y amor puro e incondicional compartido con todo lo existente en cualquier dimensión que pueda haber. Así, escribir no puede transmitir aquello que solo estando y siendo tú puede.
Por lo tanto, ahora, dejo de transmitir, y desde mi corazón, a todos os abrazo, bendiciéndoos y deseando que el Amor y la Paz sean en cada uno de vosotros.
Gracias por ser y estar.