miércoles, 24 de agosto de 2016

Mensaje de Águila Blanca

En una comunicación con Águila Blanca, hay un momento que le comento:
-         Son grandes tiempos para los que vivimos dentro de un cuerpo.
Él me responde:

“Es la hora del Espíritu.
Necesita elevarse y volar bien alto, a los designios del Gran Padre. Dejad todo vínculo para seguir el camino del Corazón. No podéis llegar a vosotros y vivir desde el Corazón si no os liberáis de todo y todos los que os rodean.
El Gran Vuelo pide paso a la plena libertad, sin ninguna atadura, estando dentro de un cuerpo. (Pausa). Son tiempos que llaman a la puerta de vuestras almas para dejar ir quienes fuisteis para mostraros aquel quien en verdad sois. Lo viejo ya no tiene cabida en los tiempos que hemos entrado.
                                                    (………)
El nuevo andar pide que os desnudéis de todo lo terrenal para elevar vuestro espíritu y vuestra alma pueda sentirse libre de todo lo que representa materia. No podéis volar si vuestra mente está atrapada en la tierra. Debéis de desprenderos de todo lo que no os permita sentir la ligereza del Hogar y la serenidad de vuestro Corazón al seguir lo que os susurra.”


miércoles, 17 de agosto de 2016

De la magia a la alquimia

La humanidad está siguiendo un proceso de ascensión, sin un límite para su elevación. Las consciencias individuales están, ya no despertando para gran parte de las almas, sino encontrando la claridad de sus existencias, abriendo las puertas de su interior para conectar con la sabiduría que en cada uno hay.
Todo lo vivido hasta ahora ha tenido un motivo para activar nuestro ADN, permitiendo que nuestro potencial innato pueda ser manifestado hasta llegar a su plenitud. Ésta lleva la connotación de la pureza y la sencillez, de lo simple abrazado con una paz interior, y una serenidad procedente de nuestra verdadera esencia: el Amor.
La humanidad ha seguido un proceso para ir llamando a las puertas de aquellos seres ya preparados y dispuestos a recordar su existencia y aceptar el verdadero ser que es.
Venimos de un fuerte enraizamiento de la dualidad, donde hablar de la Verdad de la existencia se podía llegar a perder esta vida encarnada. Los que sentían en su interior la llamada, tuvieron que alejarse de las multitudes y grandes poblaciones para poder vivir y transmitir la sabiduría del Universo en cuentagotas a almas elegidas, siendo a través de asociaciones y grupos secretos. Ellos fueron los que iban irradiando la energía adecuada para que la humanidad fuera avanzando sin ser demolida en su totalidad. La Verdad y el Amor nos mantenían.
Fueron épocas donde el chamán tenía un sentido para recordar a todas las demás almas que la conexión con la madre Tierra y el padre Cielo era posible, y que el “ser humano” podía llegar a tener un potencial para salir de todas las situaciones supuestamente adversas. Eran tiempos donde existía la magia, aplicada no siempre, con una consciencia adecuada.
El chamanismo tuvo lugar en tiempos pasados. Lo esotérico sirvió para empezar a plantearse más allá de lo terrenal. Tuvieron su sentido debido al punto que se encontraban los habitantes de Gaia de cara a abrir las cajas de lo prohibido en relación “al más allá”, aquí en nuestro mundo encarnado.
Los tiempos siguieron su curso con todas aquellas almas que empezaban a hablar cada vez más, con naturalidad, del verdadero sentido de nuestra existencia en este mundo y mostrando el camino del recordar de quiénes éramos en verdad.
Se empezaba a vivir desde el corazón, relegando la mente a una subordinación de la guía primordial de nuestro corazón. Todo siguió su ritmo.
Cambió el milenio y la energía, hecho que permitiría  la presencia de un nuevo ser en este amado planeta en fase de experimentación, con unos resultados notables para la consecución de la realización y manifestación plena de la verdadera esencia de cada ser encarnado.
La era del chamán, con toda la práctica que con él conlleva está siendo obsoleta en estos tiempos. Actualmente pertenece a la vieja energía. Estamos dando el paso de lo chamánico a lo divino. 
Estamos en tiempos donde pasamos de la magia a la alquimia. El mago está desapareciendo para dar paso al alquimista. Seguimos un proceso donde los apoyos conforme nosotros solos no podemos están quedándose atrás, como una visión de una energía limitada.
Recordad y conoceréis la Verdad. Sois seres completos, con un potencial espiritual que os permite, si así lo aceptáis y decidís, mostraros con todo vuestro resplandor.
Ya no hay magos en vosotros, sino divinidades en fase de expansión. Es el tiempo donde el Dios que eres pueda llegar a manifestarse en esta fase de evolución de las consciencias en la materia.
Nos encontramos en una vibración superior donde cada alma puede ser elevada con el Amor manifestado de cada uno. La humanidad se está dividiendo, y no queda mucho tiempo para decidirse porque el Gran Sentido de nuestra existencia en la forma tiene que ser llevada a término. El Amor que se está creando dentro de cada ser tiene que ser irradiado transmutando toda densidad en alta vibración, y aquellos que no quieran seguir el curso de la Unicidad, la Armonía y el Amor Divino en cada uno, dejará su lugar en este planeta en ascensión para que todo sea según el Gran Plan Superior.
Ha llegado la hora de decidir, por eso estos estados interiores que muchos de vosotros llegáis a sentir. No temed, amadas almas, porque son los síntomas de todo proceso para llegaros a manifestar con plena integridad y majestuosidad. Solo siendo vosotros os podéis llegar a realizar.
Ha llegado la hora, los tiempos de liberarnos de nuestro pasado para llegar a conectar con nosotros mismos, con el Dios que cada uno es. Estamos cruzando el umbral de:

La magia, hacia la alquimia.
El mago, el chamán, hacia Dios, la Divinidad.

No os asustéis por lo que estáis viviendo y sintiendo porque el universo y el Hogar del cual todos procedéis están apoyándoos a vuestro lado.
Abrid vuestro corazón y sentiréis la fuerza de vuestra esencia. Sentid la melodía de vuestro interior y sentiréis la divinidad esperando a ser manifestada a través vuestro.
Sois seres amados, fuente de Luz y Amor para nuestro amado mundo y toda la hermandad humana. ¿Por qué creéis, sino, que estáis donde estáis?
Alegraos por vivir esta gran transformación planetaria, siendo vosotros, parte importante de su proceso.
Eres semilla para la nueva Tierra y la nueva raza de seres que cohabiten con ella.
Gracias por ser y estar amada alma.

Que el Amor y la Paz sean en cada una de vosotras.



miércoles, 10 de agosto de 2016

Anhelos de Conexión


Las palabras de hoy están relacionadas con algunas de las preguntas que me hacéis llegar. La elegida hoy tiene que ver con:

“¿Cómo puedo conectar con mi Yo Superior?”

¿Puede una oruga volar? La respuesta es no. Cuando estamos en una fase de activar nuestra consciencia para recordar quiénes somos y nuestra esencia innata, debemos de dedicar tiempo a nosotros mismos. Las respuestas que queremos conseguir y experimentar en nuestro día a día, no procede de un ritual, un ejercicio en concreto, sino en irnos acercando cada vez más a nosotros mismos.
La humanidad se encuentra en una fase de oruga, muchos ya saliendo de ella, donde se está transformando y creando un nuevo ser vivo que, en su momento, elevará su esencia y mostrará sus propias alas para empezar a experimentar el vuelo tan deseado.
Esta oruga que se está tomando su tiempo, importante para que todo pueda ser, no tiene prisa, y solo se dedica a ella, dejándose ir para que cada paso de su transformación pueda realizarse para convertirse en la belleza que es, y poder entrar a formar parte del ciclo de toda mariposa, que es. Después de experimentar la dualidad, la esencia más terrenal, más densa (oruga), ha llegado la hora de extender sus preciosas alas y elevarse hacia lo alto a voluntad. Ya no deberá de esperar más, sino cuando ella quiera, se alzará y se desplazará irradiando su luminosidad y belleza, su gratitud ante la vida y su amor hacia ella misma y lo que le rodea. Un amor existencial que siempre ha estado, pero con cada elevación va percibiendo más su estado natural y entendiendo la necesidad de su fase de oruga para poder llegar al día que ella ya no es ella, sino un ser alado lleno de ternura, firmeza, serenidad y amor.
Así sois cada uno de vosotros. Hemos necesitado todo lo vivido y lo que ahora estamos experimentando para poder dar un salto cuántico, al vacío para romper con todo nuestro pasado y poder vivir según lo que sentimos.
Hemos estado aletargados en la fase mental (de oruga), para llegar hasta aquí, donde sentimos que debemos de dar un salto cualitativo en nuestra vida y dejar todo aquello que no se correspondía con nosotros.
Ha llegado la hora de vivir desde el corazón, desde el estado de “mariposa”, poder que nuestra consciencia nos pueda llevar, con nuestra actitud a lo que hemos venido a hacer en esta vida.
¿Cómo puedo conectar con mi Yo Superior?: ¡Siendo tú!
¿Cómo?: ¡Siendo tú!
¿Pero cómo se consigue esto?: ¿Siendo tú!
“¿Puedes ayudarme?” es una de las palabras que recibo desde diferentes países a lo largo de nuestro amado mundo.
Antes he respondido que para llegar a conectar con nuestro potencial innato, nuestra verdadera esencia, nuestro Yo Superior, con nuestros guías espirituales, con nuestros hermanos los ángeles, con ……., en fin, con aquellos aspectos y seres de luz  pertenecientes a nuestra verdadera identidad y Hogar, debemos de empezar a ser nosotros mismos.
Cuando sientas que debes de decir algo, dilo.
Cuando sientas que debes de hacer algo, hazlo.
Cuando creas que no debes de hacer algo, no lo hagas.
Cuando debas de decir “NO”, dilo.
Para empezar a ser nosotros mismos, debemos de escuchar a nuestro corazón y mirar de llevar a término aquello que nos susurra, aquello que sentimos en nuestro interior.
Cada vez que dejáis de hacer aquello que sentís, os alejáis de vosotros mismos y de la puerta a cruzar para llegar a vuestro verdadero Hogar, de donde procedemos todos los encarnados con un alma en proceso de evolución. La encarnación ya comporta este estado de ascensión con el aprendizaje a lo largo de nuestra vida, en este caso, la actual.
Todos podemos llegar a nosotros mismos, a SENTIR aquel quienes somos, y entonces, sentiremos y conectaremos con nuestro “Yo Superior” (entre otros nombres como se le denomina).
Tú eres Divinidad, y para llegar a sentir y conectar con el Dios que eres, debes de empezar a ir a tu interior y sentir el Amor, el bienestar en ti.
A lo largo de unos años hacia aquí he ido mostrándoos mensajes y escritos sobre el Sentir y la necesidad de ir a nuestro interior, escuchar nuestro corazón y sentir la esencia amorosa que todos somos. A partir de aquí, la rueda empezará a girar hasta llevarte allí donde debes de llegar. Ya no habrá marcha atrás, porque habrás empezado a vivir y a actuar desde el corazón. Él te llevará a tu realización y despertar.

A todos aquellos que podéis estar interesados, de los encuentros que estoy realizando, el seminario “DE VUELTA AL HOGAR”, nos lleva a cruzar esta puerta para sentir y llegar al Hogar del cual todos procedemos.

Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros.