jueves, 26 de marzo de 2015

La serenidad y el empoderamiento de la Sencillez

Una de las revelaciones que he ido adquiriendo a lo largo de los caminos tomados hasta mi presente, es el de no ir a contracorriente de mi guía interior. Cada contratiempo vivido y sentido me ha llevado a dar un paso más en este proceso en el cual me encuentro. Poder vivir en la sencillez del sendero hacia ti te facilita el avance hacia tu ser. Todo es muy sencillo y simple. Todo es fluir. No hay adversidades ni obstáculos ante ti, sólo tu energía manifestada en la forma de alguno de tus aspectos como ser en evolución. Cuando esta energía interior se bloquea ante ti, aparece la forma para indicarte que tu andar no procede según la dirección a seguir.
Todo lo vivido no procede de un azar, sino de tu estado interior en el momento concreto donde parece ser que la vida no te corresponde como a ti te gustaría.
Todo es sencillez y simpleza. Todo es mucho más fácil de lo que puede llegarse a pensar. Detrás de cada una de las situaciones vividas, solo existe el Amor, para abrir tus ojos y poder ver el fondo de esta forma no querida, invitándote a un aprendizaje para tu alma.
La vida es nuestra aliada, porque no existe contrincante esperándonos en una esquina, sólo nuestras resistencias y apegos a lo que fuimos, a aspectos de nuestro pasado. Cuando nos liberamos de ellos, podemos percibir como nuestra existencia empieza a sonreírnos y a sentirnos diferentes interiormente. Este nuevo estado interior tiene que ver con perder los miedos a ser nosotros. El fluir está esperándote para darte de la mano y acompañarte a lo acordado en los preludios de esta vida actual.
¿Sabéis? No existe el problema ni las dificultades, solo nuestra incapacidad de ser nosotros. ¡No es que no podamos ser!, sino la presencia de nuestros apegos, debido a las creencias y energías adquiridas desde nuestro exterior.
Aprendí a  vivir confiando en el proceso.
Aprendí a sentir el convencimiento firme conforme saldría de cualquier situación que pudiera estar y mi voluntad no aceptaba.
No hay complicación en nuestra vida, sólo los apegos a aquel quien nos hicieron por propia voluntad. Pudimos decir que no aceptábamos lo impuesto, pero accedimos para poder llegar a nuestro presente actual.
Dejar que la sencillez y la simplicidad en tu camino sea la guía de tu ser, te llevará a sentir el bienestar tan añorado a lo largo de los años. Fluir. Todo es sencillo y simple. Todo es muy sencillo, y aquellos que sintáis Lemuria en vuestro interior, sentiréis la pureza de la simplicidad de vuestra naturaleza. Sencillez. Simplicidad. Corazón. Aceptación y Humildad.
Todo es sencillo, incluso el poder entender nuestro proceso y todo lo experimentado en el proceso del recordar. No se necesitan grandes palabras impresionantes. Nada de eso se requiere. Más allá de toda situación hay una claridad y nitidez de fondo cuando dejamos que nuestro corazón nos guíe.
Hablar con la sencillez de lo que es una situación, un concepto, llega antes al corazón de aquel que puede escuchar aquellas palabras. Los nombres o simbolismos pueden crear una energía esotérica y de misterio, dando pie a un período ya obsoleto en los tiempos actuales junto a una vanidad inconsciente, en algunos momentos.
Todo es muy sencillo. La vida es sencilla y debe de ser transmitida desde esta sencillez basada desde el corazón. Nos encontramos en tiempos de una gran elevación de la vibración energética en el planeta y la humanidad (salto cuántico). Para transmitir el sentido de los tiempos actuales no se requieren grandes palabras, ni elocuentes expresiones en forma de mantra, pudiendo, así, llegar a todos aquellos que puedan estar escuchando estas palabras.  Para conectar con todos los corazones y unirnos en una plena Unicidad Consciente y Sentida, debemos de dejar que sea nuestro corazón el sherpa de nuestra ascensión, y cuando así es, él no hace servir tecnicismos, ni símbolos idolatrados o palabras abstractas que necesitan un larga explicación y retenerla mentalmente para su entendimiento sin sentirla en nuestro interior.
Todo es sencillo, claro, simple y sin misterios.
Para llegar a ti, llegarás a través de la sencillez. Entonces entenderás sin esfuerzos. Entonces lo sentirás y resonará en tu interior. Sentirás la serenidad dentro de ti, en todo “ti”.
Cuando algo nos reclama dar varios pasos basados en el exterior, pensad que os estáis alejando de vuestra esencia. Algo no está yendo adecuadamente cuando necesitamos más y más de nuestro exterior. “Algo no está funcionando”.
Cuanto más simples seamos en nuestra vida, más llegaremos a los demás y más, con nuestro ejemplo, permitiremos que nuestra vida entre en una nueva etapa de serenidad, claridad, tranquilidad, paz, armonía y amor. Es nuestra actitud la que complica la vida y la bloquea, no la vida en sí. No es el azar existencial que me señala con el dedo, sino mi interior vibrando a un nivel bajo por alejarnos de nuestro verdadero ser. No somos complicados, siendo la vida muy dura. Nada de eso es. Podríamos decir que “somos muy duros e inflexibles con nosotros creando una vida muy complicada”.
Hablar con sencillez, seguro que llegarás a todos los presentes y todos te entenderán. Mostrando tu sencillez ante la vida, todos verán la humildad en ti y abrirás sus corazones, llegándoles el mensaje que puedas llegar a transmitir.
Tu actitud en el camino a seguir te llevará a la vanidad y a poner distancias, o a la comprensión y aceptación de tu presencia allí donde estés. Tu actitud te acercará o te alejará de aquel quien en verdad eres.

Lo importante en nuestra vida, así como la sabiduría existencial, no se basa en grandes titulares o palabras que desprenden “una gran impresión haciéndote parecer un eterno discípulo”, sino en sentir el empoderamiento en tu interior y tener una actitud de simpleza y sencillez ante la vida. En ti encontrarás el entendimiento que tanto puedes anhelar. Tu interior es sencillo, claro, nítido y simple. Sencillamente es; así pues, dejemos a un lado la transmisión y la actitud de la vieja energía y abrámonos a la nueva, donde lo humano (racional) da paso a lo divino (crístico).
Para conocernos, no necesitamos tener presente conceptos externos, sino sentir en nosotros mismos la esencia de nuestra existencia, nuestra verdadera naturaleza.
Cuando la vida se complica, es nuestra actitud y nuestro apego a aspectos de un pasado que se manifiestan. Partiendo nuestras decisiones de unas raíces obsoletas y bloqueadoras.
La vida no es difícil. Somos nosotros que la pintamos en blanco y negro en vez de colores diversos.
No hay nada que proceda de nuestro exterior que no hayamos dado el consentimiento para albergarlo en nuestro interior. Nosotros somos los únicos responsables de nuestra vida y de todo lo que nos sucede en ella.

Ha llegado la hora del fin de lo exterior en nosotros, para que lo interior dé paso a la materialización de nuestro exterior. Es el fin de lo complejo para dar paso a lo sencillo. La oscuridad da paso a la Luz.
No temas amada alma. Todo es. Ya no hay lucha. Todo fluye.


Desde mi corazón, que el Amor, la Paz y la Sencillez sean en cada uno de vosotros.


lunes, 23 de marzo de 2015

Encuentros para el mes de abril

¡Hola!
A continuación os adjunto la relación de propuestas de cara el próximo mes de abril. Como siempre, si estáis interesados y resuena en vuestro interior, solo necesitaréis enviar un mail a la dirección que consta en la hoja

A todos, un abrazo.


jueves, 19 de marzo de 2015

El Amor abre todas las puertas

El Amor abre todas las puertas, no importa cuánto de cerradas puedan estar, no importa qué oxidadas por falta de uso. Tu trabajo es llevar unidad y armonía, para abrir todas aquellas puertas que han sido cerradas durante mucho tiempo. ten paciencia y tolerancia. are tu corazón todo el tiempo. Ama. Ama. Ama.